Ricoh CX2, la “caja negra de bombones”

Nota: La prueba de la CX2 la publiqué en mi anterior y recientemente desaparecido blog (Deparvis, con 165 pruebas realizadas), en septiembre del 2009. No obstante, considero de interés incluirla en este nuevo blog (WordPress) por dos motivos claros, por una parte es la ruptura técnica con modelos precedentes (ante todo, por cambiar su veterano zoom de 7x por uno nuevo de 10x), y además ser la última Ricoh que he tenido ocasión de probar, antes de desaparecer Ricoh España como tal. La nueva CX3 y CX4 son una continuidad de la CX2, con la única novedad importante de incluir la grabación de vídeo en HD, para los amantes de esta modalidad de la imagen, no imprescindible en el plano de la fotografía pura y dura. La gama CX incluye sensor CMOS, en sustitución del CCD de los anteriores modelos… más velocidad funcional, aunque con una buena calidad de imagen, pero menos fina.

Existe la “caja roja de bombones” de una famosa marca internacional, anhelada por el gran público, aunque para los más puristas, aquellos que son amantes del chocolate negro, está muy bien y es apetitosa, pero le sobra un grado de “dulzura”. La nueva Ricoh CX2 podría definirse como la “caja negra de bombones” (en su versión de color negro), dado que es candidata a ganarse los favores del gran público deseoso de tener una magnífica y apetecible cámara fotográfica, aunque los más puristas… la considerarán la “hermana pequeña” de las profesionales GX200 o GRD III. Bueno, pongo este ejemplo, pero lo cierto es que esta “hermana pequeña” ha salido muy brillante, y sin duda se acabará ganando la simpatía de ese grupo de fotógrafos más exigentes, pues de virtudes va sobrada la recién nacida.

Su antecesora, la CX1, supuso una ruptura global con la tecnología acumulada por la serie “R”, una compacta metálica automática, aunque con bastantes ajustes manuales complementarios, amplia pantalla TFT/LCD, y un potente zoom de 7,1x dentro de un cuerpo bastante “slim”. De la R5 a la R7 (aún con el apellido “Caplio”), y de la R8 a la R10, existió una progresión notable, siempre sobre una base muy parecida, aunque con optimizaciones acertadas. La CX1 parecía más de lo mismo, pero lo cierto es que el cambio fue bastante radical con las “R”, eso si, manteniendo el zoom 7,1x, ya muy experimentado y sólido (a pesar de su gran complejidad interna). Ahora llega la CX2, una evolución sobre la citada CX1, pero con profundas modificaciones sobre ella, ya que el nexo común de todos los modelos, el mencionado zoom 7,1x (28-200 mm) ha sido sustituido por un nuevo objetivo zoom de 10,7x (28-300 mm), sin perder su esbeltez de líneas, además de ser cada vez más rápida y eficiente en todos y cada uno de sus apartados funcionales.

Cuerpo: Es compacto y robusto (101,5×58,3×29,4 mm y 185 g, sin accesorios), íntegramente realizado en metal, con líneas depuradas y minimalistas. La zona frontal queda protagonizada por el poderoso zoom, acompañado de la unidad de flash, el LED iluminador/avisador, y las palabras “Ricoh” / “CX2″, además de una sutil empuñadura lateral. La parte trasera está mayormente ocupada por la gran pantalla LCD/TFT transmisiva VGA de 3” y 920 KP de resolución, con una calidad visual impresionante, y a su derecha parte de los mandos principales de ajuste, incluyendo el joystick de Ricoh, todo un acierto desde su aparición en modelos precedentes, además del altavoz de sonido. El tacto de todos los controles es muy bueno y preciso.

Arriba se encuentra el dial de modos de trabajo, con buen enclavamiento en cada uno de ellos, el botón de encendido/apagado de la cámara, y el botón del disparador (muy suave), concéntrico al cual se haya el balancín del mando del zoom, además del discreto micrófono de sonido. Abajo está la tapa abisagrada (con seguro) de acceso a la batería y a la tarjeta de memoria externa, además de la rosca para el trípode. En el lateral derecho hay una tapa elástica que protege los conectores de salida/entrada de datos (USB 2.0) y el conector para el mando a distancia por cable (opcional), junto con los orificios (dos) para sujetar la correa de muñeca de la cámara, siempre recomendable su uso. El aspecto entre retro y modernista de la CX2 resulta muy atractivo, además de ofrecerse en tres distintos colores (negro, plata, y rosa/negro).

Merece una mención especial el optimizado mando “ADJ” (un polifacético joystick), ya magnífico en modelos anteriores, y ahora muy optimizado. En él se concentran casi todos los ajustes fundamentales, por lo que la rapidez operativa es notable. Además de controlar el modo macro, o las opciones del flash integrado, permite parametrizar la Compensación EV, la Sensibilidad ISO, el Balance de Blancos, y la posición de enfoque/exposición en macro por toda la pantalla, siendo personalizables sus funciones, como en sus hermanas mayores (GX200 y GRD III). El botón “Fn” (programable para diversos ajustes) facilita el acceso directo al macro (ajuste por defecto), y el desplazamiento de enfoque/exposición por la pantalla, además de poder realizarse desde una de las opciones del mando “ADJ”.

Objetivo: Es uno de los elementos fundamentales de esta cámara, además de su novedad principal, un potente y compacto Ricoh Zoom Lens de 10,7x (28-300 mm, progresivo o con pasos de 28, 35, 50, 85, 105, 135, 200, y 300 mm), razonablemente luminoso (F3,3-F5,6, cierre máximo estimado de F7,0-F15,4), y con 10 elementos en 7 grupos (4 elementos asféricos con 5 superficies). Dispone de un sobresaliente macro desde 1 cm real a infinito en gran angular (28 cm a infinito en tele), que se puede activar en todo momento y distancia focal (se mejora mucho el desenfoque selectivo de los diversos planos). El enfoque AF (TTL, por detección de contraste) tiene gran precisión y rapidez, estando auxiliado por una luz especial para cortas y medias distancias (con luces bajas), con reconocimiento facial, y muy completo en cuanto a sus modos de trabajo: Multi AF, Spot AF, y Multiobjeto AF (7 posiciones de enfoque). Adicionalmente lleva las siguientes funciones con el AF desconectado: Snap (fijo en 2,5 m), Manual, e Infinito (fijo en infinito). El rango de enfoque es de 30 cm a infinito (gran angular), y de 1,5 m a infinito (tele). Con estas credenciales técnicas se evidencia el alto nivel de diseño y funcional de la óptica en la nueva CX2, toda una delicia utilizarla, como ya sucede con la de 7,1x de modelos precedentes.

El modo macro de las Ricoh en general, y especialmente en sus modelos profesionales y de aficionados más recientes, ofrecen una versatilidad impresionante. Es factible desplazar el punto de enfoque/exposición por toda la superficie de la pantalla TFT/LCD, por lo que la precisión en distancias tan cortas (desde 1 cm real) es admirable. Gracias a ello, estas cámaras son ideales para quienes precisan de una opción macro que trabaje de forma óptima y fiable, pero que a su vez sirva para cualquier otra circunstancia fotográfica, ya que su rango de funcionamiento es amplio y sumamente productivo.

Sensor/Electrónica: El sensor es un CMOS (Sony) con un tamaño de 1/2,3″, y una resolución real de 8,95 MP (3456×2592 píxeles), llevando un filtro estándar RGB, con una densidad de 33 MP/cm2. Este elemento forma parte del nuevo sistema de captura de la imagen que, combinado con el procesador “Smooth Imaging Engine IV”, permite una substancial reducción del ruido en la imagen, y una alta velocidad de disparo secuencial. El sistema de estabilización de imagen es del tipo electromecánico, que actúa sobre la base del propio sensor, mostrándose muy eficiente. El rango de velocidad de obturación es de 1/2000 a 8 segundos (con topes lentos ajustables de 1, 2, 4, y 8 segundos). La compensación EV es la habitual de +/- 2 EV, con pasos intermedios de 1/3 EV. La exposición dispone de 3 modos: matricial (256 zonas), ponderado central, y spot. Hay posibilidad de horquillado automático de exposición de +/- 0,5 EV, para el balance de blancos, para el enfoque, y para el color (Color+B&W+Sepia). Las parametrizaciones del balance de blancos permiten 5 ajustes predefinidos, automático, y manual, además del control de color que equipan las profesionales GX200 y GRD III, de alta precisión, como también sucede con el nivelador electrónico con sensor de aceleración incluido.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Otro punto relevante es el notable aumento del rango dinámico de la imagen, equivalente a 12 EV (valor de exposición), permitiendo capturas de escenas con alto contraste, con información válida tanto en la zona de sombras como de luces altas. Esta mejora es más evidente en el modo “DR”, ya que la cámara realiza un doble disparo a alta velocidad, con captura de dos imágenes fijas (con dos valores de exposición distintos), las cuales combina adecuadamente antes de ser grabadas en la memoria. Como es lógico, esta función es principalmente válida con luces altas o medias (en “DR” sólo funciona a 200 ISO), ya que con bajas pueden manifestarse efectos de trepidación o movimiento. También es posible grabar una imagen normal, junto con la imagen en la que se ha ampliado el rango dinámico, para comprobar los resultados inmediatamente después a la realización del disparo. La alta velocidad se manifiesta ante todo en los disparos secuenciales (ráfagas), con hasta 5 fps a la máxima resolución (hasta 3 grupos de 5 fps consecutivos). El autodisparador permite retardos de 2 o 10 segundos, disponiendo también de un disparador programado a intervalos de tiempo.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

El dial de modos tiene las siguientes posibilidades: “Auto/Programado”, “DR” (aumento del rango dinámico), “Ráfagas”, “Easy” (disparo fácil), “SCENE” (12 programas específicos, incluyendo la detección facial, entre otros muy interesantes), “Vídeo”, y “MY1″/”MY2” (dos memorizaciones personalizadas de uso). La distribución de funciones está inteligentemente pensada para favorecer el trabajo a cualquier tipo de fotógrafo. Algunos de los nuevos modos de “SCENE” más significativos y efectistas son: “Modo en blanco y negro de alto contraste” (captura imágenes con un contraste mayor que el modo en blanco y negro habitual), “Modo miniaturizado” (permite capturar escenas con las partes inferior y superior de la imagen desenfocadas), y “Modo respetuoso” (permite apagar el flash, la luz AF auxiliar, y el sonido operativo, sin modificar los ajustes de la cámara). Este último modo de trabajo es muy útil cuando se toman fotografías en museos y otros edificios públicos. A estas opciones se suman las habituales de tipo “SCENE”, todas ellas muy prácticas en determinadas ocasiones fotográficas. La CX2 permite igualmente algunas modificaciones de edición en la pantalla TFT/LCD, tras ser capturadas las imágenes.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Grabación: La grabación de las imágenes se pueden realizar sobre la memoria interna (88 MB), o en tarjetas de memoria externas SD/SDHC (SDHC hasta 32GB). El formato es exclusivamente JPEG (EXIF v2.21), con 9 tamaños, y 2 niveles de compresión (Fino y Normal), en 4:3, 3:2, y 1:1. En vídeo (AVI, con sonido), la calidad máxima se obtiene a 640×480 píxeles y 30 fps (optativo a 15 fps), con una duración máxima de 90 minutos cada uno de ellos, y permitiendo sólo el uso del zoom digital (lástima de no poder usar el poderoso zoom óptico). Los ficheros se pueden transferir directamente al PC, vía puerto USB, como si la cámara fuera un pendrive convencional, sin necesidad de instalar programa alguno.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Alimentación: La batería es la recargable de litio Ricoh DB-70 (3,6 v y 940 mAh), con una capacidad de uso de 290 disparos según normas CIPA, un rendimiento energético bueno teniendo en cuenta la impresionante pantalla que dispone esta CX2. No obstante, nunca está de más llevar una segunda batería de repuesto, especialmente en los viajes, o para realizar trabajos de larga duración.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Flash: La unidad integrada tiene un buen funcionamiento, incluso en plena oscuridad, con 5 modos de uso, disponiendo de su propio ajuste de compensación EV, y una cobertura de 0,2 a 3 m en gran angular (de 0,28 a 4 m en tele, en ambos casos en ISO Auto / 800 ISO).

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Conclusión: La CX2 es una genuina Ricoh digital… ¿que significa esta afirmación?. Pues que su comportamiento es el habitual, aunque optimizado, de todos los recientes modelos de la marca japonesa, funcionando impecablemente en el rango de 80 a 154 ISO, para comenzar a apreciarse un fino y nítido ruido en la imagen desde los 200 ISO hasta los 400 ISO, perfectamente utilizables. A 800 ISO el ruido en la imagen es más perceptible, aunque tolerable, aunque los tonos son más fríos. A 1600 ISO el ruido en la imagen es manifiesto, así como un procesamiento evidente de la misma, degradándose al mismo ritmo que los tonos, cada vez más lejos de la realidad existente en el momento de la captura de la fotografía. En este sentido hay mucho que matizar. Por una parte, ese fino y nítido “grano” (o ruido en la imagen) entre los 200 ISO y los 400 ISO son agradables bajo el punto de vista creativo, sobre todo en fotografía monocroma (B&W y Sepia), incluso a 800 ISO si las luces no son muy bajas o las zonas son poco densas de tonos. A 1600 ISO es cuando la CX2 no es realmente operativa, aunque esto no es una novedad. El balance global de la nueva CX2 es muy positivo en este sentido, pues mantiene el espíritu de la marca en este aspecto, y en general en su agradable manejo por parte del fotógrafo, pero habiendo optimizado sutilmente su comportamiento con sensibilidades hasta los 400/800 ISO.

(400 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

Es importante señalar que el tratamiento del color, así como la precisión del enfoque y de la exposición (especialmente ambos en su modo “puntual”), es sobresaliente en todo momento, además de ser una cámara pensada por una marca que mima primorosamente la ergonomía y el manejo de la misma por parte del fotógrafo, tanto aficionado como profesional (quien más lo nota). En monocromo es fantástico trabajar con la CX2, por su equilibrada tonalidad en B&W o en Sepia, virtud que se magnifica por la excelente pantalla TFT/LCD, que incluso permite ver con una aparente mayor calidad las imágenes que cuando se visualizan en la pantalla del ordenador… No es así, pues el rendimiento es impecable, pero da esa sensación. Uno de los responsables de esta gran calidad de resultados es este nuevo objetivo, versátil como pocos, y que logra unos desenfoques selectivos bellísimos, además de muy efectivos, gracias a que permite complementariamente la activación del modo macro en cualquier distancia focal.

(800 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

Para quienes tenemos una GX200 y/o una GRD, ambas compactas profesionales de Ricoh, también nos sentiremos tentados a poseer una CX2, pues parece un complemento a las primeras por su velocidad de funcionamiento y su poderoso zoom óptico, además de mantener ese aire de familia en su manejo y en los menús de ajuste. Ricoh sabe mantener uniformemente el ADN de sus productos, sin grandes sobresaltos técnicos, lo cual representa una gran virtud para este meticuloso fabricante japonés. La CX2 es una magnífica máquina “apta para todos los públicos”, con un precio razonable (PVP oficial de 349 euros), austera pero a la vez seductora por sus líneas entre retro y modernista, que en ningún caso pasará desapercibida. Sin duda alguna, y especialmente en el color de la unidad probada, la “caja negra de Ricoh” contiene unos bombones deliciosos y sumamente adictivos…

(1600 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

Nota (1): La versión inicial del firmware de la Ricoh CX2 fue la v1.12. La última versión de firmware para este modelo es la v1.15 (agosto del 2010).

Nota (2): SAT oficial de Ricoh.

Juan Carlos Martin Martin (juancm.martin@telefonica.net)

>>> Resumen/Indice <<<

33 comentarios to “Ricoh CX2, la “caja negra de bombones””

  1. José María Says:

    Hola me llamo José María; y en 2009 compre la CX2, de la que estoy muy contento, es mas gracias a su tamaño la llevo siempre en el bolsillo, y con la grande una CANON EOS 350, al final el número de fotografías que edito es casi el mismo que el de la cámara mayor, sobre todo en modo “macro” casi todas, el color me gusta mucho como sale en la CX2

    • Hola José María,

      Hace años que, a nivel personal, siempre voy “ligero de equipaje”, con una buena compacta como compañera de aventura fotográfica, los resultados son muy buenos, se trabaja con discreción, y siempre se lleva encima.

      Por tu parte, has tomado también el buen camino, y estás comprobando estas grandes ventajas, frente al mundo réflex, y demás equipos grandes y pesados.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  2. Juan Carlos Martín Says:

    Hola a todos,

    Propongo a los seguidores del blog que abran una cuenta en Flickr, o en cualquier otro portal de seguridad y solvencia (suelen ser servicios gratuitos), si aún no lo tienen hecho, coloquen fotografías sacadas con la cámara analizada en este blog (no de otros modelos, importante), y dentro de los comentarios/consultas de la correspondiente prueba inserten un enlace a sus imágenes relativas a esta máquina. De esta manera, el resto de los lectores del blog podrán ver los resultados que obtienen con esta cámara, si lo desean opinarán sobre estas fotografías, e incluso, si se solicita puedo hacer una crítica constructiva al respecto, de lo cual siempre se aprende. Indico que el blog está configurado para que, al insertarse un enlace/link en un comentario/consulta, queda pendiente de mi aprobación para evitar problemas de seguridad general para los el resto de los lectores. Lo dicho, animo a todos vosotros a realizar esta experiencia.

    Saludos,
    Juan Carlos Martín

  3. manuel Says:

    Hola buenas noches.
    Soy afortunado poseedor de una Ricoh R10. Estoy muy contento con ella,
    sobre todo por el manejo: botones, menu….El caso es que he estado probando modelos posteriores buscando mayor velocidad, rango dinámico
    e isos más altos.
    Probé la Fuji F200EXR y , siendo buena, no me gustó el estabilizador y el tener que “pelearme” con la máquina para que no dispare a isos tan altos
    ( una cosa es tener un coche con un motor que responda cuando lo necesitas y otra ir siempre a 200 por hora)
    También probé una Ricoh CX3 de exposición, que no me quedé por una mancha en el sensor. Y me gustó mucho: rápida, buenas imágenes y un lujo de pantalla.
    Mi pregunta es , si en tu opinión merece la pena el cambio de la R10 a laCX3.
    Un saludo y enhorabuena por tu blog.

    • Hola Manuel,

      De momento sigue con tu magnífica R10, toda una “clásica” que posiblemente incluya dentro de mi censo de “Usuarios de Ricoh Pro”, pues aunque no pertenezca al grupo de compactas profesionales (GRD, GX, y GXR), tiene méritos propios como para ello.

      De las “CX” he probado la CX1 (me defraudó), la CX2 (interesante), y estoy a la espera de poder analizar la CX4, para después hacer lo propio con la CX5, que creo será la más “rompedora” de todas las “CX”, gracias a su sistema híbrido de enfoque AF, aunque con tecnología distinta a la de la Fuji F300EXR.

      Espera a ver si la CX4 o CX5 realmente suponen un avance notable frente a la R10 (no menospreciarla)… ver imágenes abundantes sacadas con ella en mi blog/web.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • Manuel Says:

        Muchas gracias.
        Sería estupendo que incluyeras la R10 en el censo de usuarios Ricoh.
        Saludos
        Manuel

        • Hola Manuel,

          Lo estoy pensando, pero de momento no he hecho nada al respecto. De llevar a cabo esto, ya lo pondría en las “notas” de la prueba de la R10.

          Saludos,
          Juan Carlos Martín

  4. Juan Carlos, te felicito por este nuevo blog, y como seguidor de tus analisis y comentarios, te diré que la CX2 llegó a mis manos despues de leer tu analisis en el anterior blog. Con anterioridad habia tenido camaras como la Canon G3, la G6, la Pro1 (que la sigo teniendo). De la CX2 solo puedo hablar en positivo y la calidad de sus fotos está al nivel de la G6 o de la Pro1, y además esta no pesa ni ocupa lugar para llevarla a la calle.

    • Juan Carlos Martín Says:

      Hola José,

      Buen equipo tienes, aunque la CX2 es como la hormiga atómica del mismo, por su contenido tamaño y gran poder fotográfico.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  5. Pedro Dugo Says:

    Buenas tardes Juan Carlos!
    Qué pedazo de “reviews” te marcas! 😀

    Oye, necesito hacerte una preguntita (ahora que llegan las rebajas y tenemos dinerito de reyes xD), ¿cuál es la mejor cámara compacta actual, atendiendo a su sensor? Por que está claro que una cámara cualquiera de 14Mp, con un gran zoom, como no tenga un BUEN sensor, mal vamos…

    A ver si me puedes echar una manita con este asunto ^^

    Muchas gracias por tu trabajo! 😀

    • Hola Pedro,

      En mi opinión personal, la mejor compacta “no profesional” del mercado es la Fujifilm FinePix F300EXR. Dentro de las compactas “profesionales”, la mejor opción es la Panasonic Lumix DMC-LX5. Son las dos mejores opciones de compra, en cada uno de los dos apartados.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  6. macavega Says:

    ¿Que programa de edición me recomiendas?
    Volverá a la tienda a ver si no han vendido la S200.
    No te molesto mas (¡al menos eso creo!, ya sabes el refrán: “no digas nunca ‘de este agua no beberé, ni este cura no es mi padre”).
    Muchas gracias por todo, Juan Carlos y que tengas suerte en la vida.

    Manuel Carlos Veiga

    • Hola Manuel Carlos,

      Ya te comenté que utilizo personalmente y en exclusiva el ACDSee Pro 3 (http://www.acdsee.com/offers/acdseepro3?CMP=BAC-ACDSeePro&CRA=mark-468_B), muy bueno y completo, no sólo como editor (RAW, JPEG, y un sinfín de formatos más, el RAW lo van actualizando regularmente, de forma gratuita para los usuarios registrados), sino también como visor y catalogador. ACDSee tiene también una versión “no profesional”, el ACDSee Photo Manager 12 (http://store.acdsee.com/store/acd/en_US/DisplayProductDetailsPage/productID.178981500?resid=TSCmZQoHAtYAAEwmAYUAAAAE&rests=1293985378874), con muchas de las funciones de “profesional”, y más barato. Ambos se pueden descargar para probar durante 30 totalmente operativos.

      No obstante, en el mercado existen muchos editores de imagen buenos, algunos gratuitos, como The Gimp, por ejemplo. He probado muchos de ellos, pero ya desde hace bastantes años me decanté por el ACDSee Pro (2, 2.5, y 3, sucesivamente, según se iba actualizando de versiones).

      Desde luego, y por ese precio, la S200EXR merece mucho la pena tenerla…

      En este blog siempre me tendrás para atender tus consultas, y para ofrecerte las pruebas de las cámaras que pueda ir probando, y que realmente merezcan mi atención.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  7. Julio Says:

    Estimado Juan Carlos:

    Soy un aficionado que acabo de entrar en el mundillo de la fotografia, tras recibir de regalo una Olympus E-410. Con esta cámara he disfrutado mucho y estoy contento con las fotos que hace y su facilidad de manejo.
    El problema es que ir siempre cargado con la reflex y 2 objetivos ( compré un Zuiko 9-18 ) es un poco pesado y estaba pensando comprar una versatil Samsung WB600 para viajes y llevarla encima a diario…pero tras leerte ultimamente estoy pensando en comprar la F300EXR, pero la diferencia de precio es de mas de 100 €… antes de decidirme quería preguntarte si conoces la WB600 o su hermana WB650. Muchas gracias y un saludo.

    • Hola Julio,

      Buena máquina esa E-410, aunque como sucede con cualquier réflex (y esta es de las pequeñas y ligeras)… el volumen y peso del equipo es un auténtico lastre.

      Las Samsung que indicas están bien, conozco algunos de estos modelos de la serie WB, pero la F300EXR las supera prácticamente en todo… al menos por ahora. Ya he comentado en este blog, en diversas ocasiones, que la F300EXR es posiblemente la mejor compacta “no profesional” del mercado. Bien utilizada, sus posibilidades son casi inagotables, y te lo digo por experiencia, y por la prueba de larga duración que estoy haciendo con ella, iniciada en julio de este pasado 2010, usándola como cámara personal a diario, e incluso en exclusiva en varios viajes que he realizado. Viajar sólo con una máquina del tamaño de la F300EXR es una auténtica gozaba, pura libertad y discreción, sin renunciar a las necesidades de un fotógrafo.

      Hay veces que merece la pena gastarse por una vez esos 100 euros más (si te lo puedes permitir, claro está), y disfrutar de algo que es realmente bueno. La F300EXR, seguida de la TZ7 (Panasonic), son las dos mejores compactas “no profesionales” que he usado hasta la fecha, sin duda alguna, no sólo por sus buenas prestaciones, sino por el gran equilibrio técnico que tienen, y la buena dosificación de uso de su portentoso zoom.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • Julio Says:

        Muchas gracias por la rápida respuesta, si me dices que vale la pena pagar la diferencia…no se hable más… a por la F300EXR.

        Saludos cordiales.

  8. Sabiño Says:

    Estimado Juan Carlos:

    Compré una CX1 a mi hija, que por aquellas cosas de la juventud y la dejadez, la destrozó en un mes (me recomendaste una R10 que no encontré). Pero vi que aquella cámara tenía un algo, y como soy padre débil y porque quiero que mi hija tenga su cámara, le he comprado una CX2 con la que ambos estamos encantados. Pienso robársela más de una vez.

    Y te escribo por haberla comprado recientemente: creo que deberías actualizar su precio, ya que en Bilbao la he comprado por 199 €, y la CX1 entre 150 € y 179 €.

    Salud

    • Hola Sabiño,

      La CX1 era buena, pero no mejor que la R10. La CX2 ya fue un salto importante frente a la CX1, sin duda alguna, por eso he incluido su prueba en este nuevo blog, en el cual incluyo máquinas de interés, no cualquier cámara. No me importa que una máquina esté descatalogada, o tenga 5 años de antigüedad (o más), si considero que es buena… publicaré su análisis en este blog. Hay gente que puede tener una de ellas, y le gustará verla analizada, o bien por simple “cultura” fotográfica.

      No he actualizado los precios de las máquinas últimas incorporadas al blog (Ricoh CX2, Sony Alpha A900, y Olympus E-3), porque son análisis procedentes de mi anterior blog, y he querido preservar estos trabajos tal cual estaban cuando los publiqué en su día. Aunque son modelos que se encuentran aún en el mercado, sus precios ahora mismo no son oficiales, ni están normalizados, son resultado de las ofertas de liquidación comercial, y por lo tanto, sumamente volátiles, lo que me obligaría a modificar estos artículos casi todos los días…

      He llegado a ver una CX1 por 99 euros, por ejemplo, así como la excelente Caplio R7 (antecesora de las R8 y R10) por 65 euros… bien para el bolsillo del comprador, pero un tanto desprestigiado para una buena marca como es Ricoh, quizás abandonada inexplicablemente en nuestro país.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  9. macavega Says:

    Veo dificil aclararme en este tema. Una cosa es comentar contigo, con respuestas rápidas y desinterresadas y otra muy distinta solicitar del fabricante que me informe de ello y en un tiempo prudencial, pues la S200 que he visto solo hay una y es o ahora o nada (me temo). Ademas, el asuno era tenerla para Reyes.
    Mas leña al fuego: ¿Ricoh GRDIII o F300EXR? Sé que este tipo de preguntas son un coñazo, pero a los que estamos escalones mas abajo (unos mas otros menos), nos parecen importantes para seguir subiendo por esta escalera.
    Un saludo (para tí también Antonio)

    • Juan Carlos Martín Says:

      Hola Antonio,

      Cierto que tienes que tomar un decisión rápida, máxime porque la S200EXR es una máquina muy demandada, y con pocas unidades en el mercado (muy pocas). Es una decisión muy personal tuya, es evidente, aunque sería una pena dejarla “marchar”, pues en ella no sólo hay RAW… uso siempre todas mis cámaras en JPEG a la máxima calidad, y te aseguro que cuando probé la S200EXR de esa manera era excelente en cuanto a resultados, y en todo.

      Respecto a la elección entre una GRD III y la F300EXR… complicado, porque son totalmente diferentes en todo, incluyendo su planteamiento. Como fotógrafo que además practica mucho el minimalismo en sus trabajos personales y artísticos… me quedaría con la F300EXR (lo ideal sería tener las dos, pero claro, ya se sabe…), pues en la práctica es mucho más versátil gracias a su poderoso zoom 15x, con un tamaño similar al de la GRD III físicamente.

      Si, la GRD III tiene más ajustes pormenorizados, es una compacta profesional, pero la F300EXR es posiblemente la mejor compacta “no profesional” que he probado hasta la fecha (seguida de la TZ7 de Panasonic), y lleva bastantes ajustes, además de modos manuales y automáticos. No tienes más que ver la prueba en este blog, y los numerosos álbumes de imágenes que tengo sacados con la F300EXR… magnífica máquina. De hecho, estoy haciendo una prueba de larga duración con ella, y la uso a diario como máquina personal, incluso en dos viajes que he realizado en este reciente y pasado 2010… impecable en todo.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • macavega Says:

        ¿No tratas las imagenes despues con ningun programa?. A mi, una de las cosas que mas me gusta es sentarme al ordenador y buscarle posibilidades a las fotos y haciendolas en RAW puedo hasta corregir errores de disparo.

        • Hola Manuel Carlos,

          Llevo muchos años en el mundo de la fotografía, y creo que he hecho de todo en ella, hasta colorear parcialmente a mano diapositivas de blanco y negro de 35 mm… con la punta de un alfiler como pincel, y con ayuda de una lupa. Después, cuando comenzó la tecnología digital… más de lo mismo, lo he probado casi todo.

          Una vez dominadas las técnicas de montaje y retoque con los principales programas de edición, finalmente volví a mis orígenes, es decir, la fotografía directa, capturada con la mayor precisión posible en el momento de obtenerla. Es un reto lograr positivamente estas capturas, aunque se sepa que después tienes el “colchón” de optimizarlas, que como mucho, lo hago con algunos tonos, nada más. Pero como te indico, para llegar a este trabajo ya más preciso y minimalista (como lo es el estilo de la fotografía que hago), he tenido que dominar todo lo posible las técnicas existentes.

          Actualmente, sólo utilizo el programa ACDSee Pro 3 para visionar, catalogar, y como mucho optimizar algunos tonos, aunque este programa permite mucho más a nivel profesional.

          Trabajo siempre en JPEG a la mayor calidad posible en captura, y no echo de menos -en lo absoluto- el RAW, poir sus muchas incompatibilidades de formatos, y sobre todo… porque con el JPEG consigo la calidad que pretendo. El que piense que con el JPEG no se puede optimizar (y/o editar a fondo) una imagen… se equivoca de lado a lado, máxime si se sabe trabajar bien con un programa de edición. Las ventajas de formato y de trabajo con el JPEG son máximas para mi.

          Por este motivo, cuando ponías como problema el RAW de la excelente S200EXR, me extrañé. Los ficheros JPEG que da esta máquina son extraordinarios en origen, y si quieres editarlos… sin problema alguno, sin necesidad del RAW, simplemente en JPEG a la máxima calidad. Échale un vistazo al álbum que tengo con imágenes capturadas con esta máquina (http://www.flickr.com/photos/juancarlosmartinmartin/sets/72157623011319702/), y que en su casi mayoría están sin tocar, y sólo alguna de las imágenes tiene algún ligero toque de optimización de tonos… todo en JPEG.

          Sigo diciéndote que con el JPEG puedes corregir prácticamente todo… si sabes usar bien cualquier programa de edición, y digo cualquiera, porque hay mucha vida tras el Photoshop… por ejemplo. Este programa es excelente, pero más que el programa, lo que hace tener éxito en un trabajo es la técnica y creatividad del fotógrafo, más que las herramientas que utiliza, importantes, por supuesto, pero son sólo eso… herramientas.

          Saludos,
          Juan Carlos Martín

          • macavega Says:

            Siento que te haya podido molestar en algo mis comentarios. Lejos de poner en juicio tu nivel como fotografo, lo que me causa asombro es como puedes llegar a hacer lo que haces trabajando en JPG, pues tantos libros y tantos foros como he tenido la oportunidad de revisar, en ninguno se ha valorado tanto esta forma de archivo.
            Si, como tengo entendido, el tratamiento del JPG es destructivo -dejando a parte que haya que esmerarse al maximo a la hora de tomar la foto en sí- ¿donde puedo aprender mas sobre el tratamiento de ese formato? porque ya por definición sufre una modificación en la propia cámara ¿no es así?.
            Mi cultura fotografica no es muy buena, por lo que me lleva a molestarte un poco mas y preguntarte ¿que sentido tiene el uso de cámaras reflex, o bridge, o, incluso las prosumer, teniendo una buena compacta de alto nivel?
            Buenos dias (que antes no los he dado) y gracias,
            Manuel Carlos

            • Hola Manuel Carlos,

              Para nada me ha molestado ninguno de tus comentarios… sólo te he hecho una exposición de lo que pienso sobre todo el “misterio” que mucha gente encierra en el RAW, y el maltrato que recibe el JPEG… ni una cosa, ni la otra. Cierto que el JPEG se trata en el interior de la máquina, pero a veces ese proceso es bastante bueno y efectivo, y si se usa la máxima resolución y mínima compresión, y después en el ordenador se pasa a un formato PNG (por ejemplo), las pérdidas no son substanciales. Optimizar la imagen, si se requiere, se puede hacer perfectamente con un JPEG obtenido con calidad.

              Está por ver que el RAW sea un fichero “virgen” por parte de la cámara, pues entonces tendrían que explicar algunas marcas porque cada una lo da con su formato RAW propio, o en DNG (Adobe)… algo sucede con ese fichero en cada cámara, ¿no?.

              Verás, la captura de la imagen con una cámara digital es bastante similar al de una analógica. La analógica venía condicionado el color y otros temas en base al tipo/marca de carrete utilizado, y en la digital… por el procesamiento interno de cada máquina (marca/modelo). Lo importante es ajustar la máquina a gusto de cada fotógrafo, por eso no soy partidario de dar datos de como ajusto yo mis cámaras, pues lo que me va bien a mi, seguramente a otro no le guste. Pero personalizada ya la cámara de cada fotógrafo, tras pruebas y visionados detenidos y precisos, después todo bien rodado.

              El usar una réflex o EVIL, prosumer, o compacta… no es un tema rígido como se pretende hacer entender. Cierto que para ciertos trabajos profesionales hay unos condicionantes más específicos, para un uso general, e incluso artístico, cualquier máquina es válida, por lo que se debe buscar una cámara que sea cómoda para trabajar, además de dar un buen rendimiento, pero muchas compactas cumplen de sobra con estos requisitos, sin problema alguno. He legado a sacar buenas imágenes con teléfonos móviles… si te lees mi artículo “La fotografía es cosa de dos” (https://juancmmartin.wordpress.com/2010/08/09/la-fotografia-es-cosa-de-dos/) entenderás un poco mejor todo esto, te lo recomiendo.

              Respecto a los foros… hay poco que merezca la pena, y si lo hay, se tiene con buscar con lupa. No se sabe el nivel técnico real de quienes hablan y/o teorizan sobre asuntos que demuestran poco sus conocimientos válidos respecto a la materia fotográfica que se debate. Mucho falso “gurú” que pretende dar clases magistrales sobre algo que ni siquiera muestra resultados palpables de lo que diserta… Te recomendaría fueras muy selectivo en aceptar teorías que circulan por esos medios, pues hay poco realmente válido, y puedes salir con más confusión que cuando entraste a consultar.

              De los libros… pasa como en la literatura, hay cosas buenas y cosas mediocres, es normal en un mercado de libre comercio y de libertad de expresión, debiendo el consumidor ser selectivo con lo que lee, y elegir adecuadamente. La técnica fotográfica no es excesivamente compleja, si te guías por unas reglas básicas, y complementas con intuición/creatividad personal, se pueden lograr resultados positivos. Pero es importante que esa base técnica no esté viciada.

              Saludos,
              Juan Carlos Martín

  10. macavega Says:

    He buscado en sus webs correspondientes y, efectivamente, tanto ACDSee Pro 3 como Silkypix, como Camera Raw 6 informan de su soporte a la HS10. ¿Debo entender, entonces, que tambien lo tendrán para la S200?. Estaria bueno que después de tenerla en mi poder me la tenga que comer con patatas. Si es así no entiendo las quejas que he leido…
    Respecto a las Ricoh, he leido trabajos sobre la calidad de las compactas de Sgima, concretamente de la serie DP, con un sensor Foveon de tamaño natural. Comparándola con las Ricoh ¿crees que son mejores estas últimas?. No sé si en tu análisis indicas el tamaño de la cámara ¿podrías indicármelo?; quisiera que fuera de un tamaño verdaderamente compacto, pues ya tengo la Canon G5 (que compré con esa idea) pero me resulta de un tamaño excesivo para un bolsillo o bolso de mano pequeño.
    De nuevo gracias.

    • Juan Carlos Martín Says:

      Hola,

      Tendrías que contactar con Fuji para que te indiquen si el RAW de la HS10 y de la S200EXR es igual o compatible. Pienso que si, pero es mejor que te lo confirmen ellos. Las quejas que has leído pudieron ser las de gente desinformada (hay mucha, y hablando parecen “gurús”), o bien que compraran la S200EXR antes de que Adobe y otros fabricantes de software se actualizaran a este modelo.

      Personalmente me quedo con las GRD de Ricoh… por casi todo. En todas mis pruebas, en el apartado “Cuerpo”, van incluidas las dimensiones y peso de cada máquina analizada… no obstante, te indico que la GRD III tiene estas dimensiones: 108,6×59,8×25,5 mm (muy compacta).

      Las “G” de Canon son unos “armarios”, más próximos a una prosumer que a una compacta…

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  11. antonio Says:

    Feliz año para todos.

    Y cual te seduce más en cuanto a calidad de imagen, luminosidad del objetivo, rango dinámico, macro y enfoques selectivos, la ricoh cx3, o la fujifilm f 300 exr?

    Saludos a todos.

    • Juan Carlos Martín Says:

      Hola Antonio,

      Aunque buenas las CX de Ricoh, personalmente me quedaría antes con la F300EXR, ya que dispone de más zoom, un sensor CCD (SuperCCD EXR de Fuji) en lugar de un CMOS (Ricoh), y un mejor tratamiento del color, entre otros variados detalles técnicos.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  12. macavega Says:

    Buenos dias y feliz año Juan Carlos.
    Enhorabuena por tu página. Rezuma originalidad, buen gusto y sinceridad.
    Estuve a punto de comprar la S200EXR que recomendabas pero las pegas a la hora de tratar los RAW me echaron para atras. Quizá me decida por la Nikon D90, bastante mas cara, ya lo sé, pero vengo de una EOS 350D y queria algo mejor.
    Sobre la CX2 queria saber tu opinión sobre las nuevas versiones (CX3 y CX4).
    Gracias y un saludo

    • Hola,

      ¿Que problemas con el RAW de la S200EXR?… Bueno, la máquina que citas como alternativa es buena, pero el peso, volumen, y precio de un equipo réflex debes meditarlo bien…

      Ya comento en mi prueba de la CX2 que la CX3 y CX4 son una evolución pequeña sobre la CX2, tan sólo detalles, y lo más relevante es el vídeo en HD, nada más. Posiblemente puedas conseguir una CX2 a muy buen precio aún (con la salida de la CX3 y CX4), siempre que el vídeo no sea una prioridad, pues en el plano fotográfico… no hay diferencias técnicas.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • macavega Says:

        El tratamiento de los ficheros RAW se ve dificultado por la poca atención que le prestan los programas existentes. Ni el Camera Raw, ni el Capture One… por lo que he leido en internet, los que la tienen ponen esa pega. No sé si el Silkypix o el RawTherapee pueden con él (en algún sitio he leido que ni ellos). Si estoy equivocado me gustaria que me corrigieras, pues en el Corte Ingles dejé reservada una S200EXR (me la vendian a 299,- en oferta) y no he ido a por ella.
        Otra cosa, el tema del ruido en los ISO alto de la CX2 ¿ha sido mejorado en las posteriores?

        Gracias

        • Juan Carlos Martín Says:

          Hola,

          Ciertas dificultades puedan venir por la corta difusión que ha tenido esta máquina, con la salida al mercado de la HS10, aunque el RAW de ambas debe ser el mismo, y la HS10 ya viene recogida en casi todas las aplicaciones que tratan los RAW, incluyendo ACDSee Pro 3. No dispongo de ningún RAW de la S200EXR para comprobarlo, pero creo que merece la pena que lo consultaras con Adobe, ACDSee, o Silkypix, pues esta máquina es francamente muy buena, y al precio que la consigues es sumamente tentador.

          Las Ricoh nunca se han distinguido por trabajar de manera óptima a altas sensibilidades, pero si hasta valores cercanos a los 400 ISO… y mercen la pena. La CX2 me llegó a los 800 ISO, gracias al CMOS de Sony, como ya comento en mi prueba. La CX3/CX4 son idénticas a la CX2 en el plano fotográfico, no tienen que variar en nada al respecto, otra cosa es el asunto del vídeo en HD.

          Saludos,
          Juan Carlos Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: