Ricoh GXR, ¿el número aúreo fotográfico?

De manera consciente o inconsciente, el ser humano siempre ha buscado la perfección en sus obras, lo que míticamente se ha considerado como el “número aúreo”, la consecución del máximo equilibrio entre formas, masas, y diseño en general. Personajes como Pitágoras, Platón, Pacioli, Salvador Dalí, Miguel Ángel, Durero, Leonado Da Vinci, Mozart, o Beethoven, por citar a algunos de los más relevantes, tienen en sus obras la esencia del “número aúreo”, el casi tocar la cima etérea de lo divino, posiblemente algo imposible y prepotente para un humano, pero no por ello han dejado de intentarlo incansablemente.

En el mundo de la fotografía se evidencia la complejidad del ser humano como creador de sistemas y productos. Difícilmente hay una estandarización global, que beneficiaría al consumidor, aunque esto tiene un lado positivo… máxima competitividad en la búsqueda del “número aúreo” fotográfico. Cada fabricante pone énfasis en tener lo mejor, pero lo cierto es que ese “producto aúreo”, el ideal para la mayoría de los usuarios, sólo se lograría con la fusión de un buen número de cámaras.

Ricoh es una de estas marcas que ofrecen máquinas fotográficas que no dejan indiferentes a nadie. Sus diseños y tecnología son avanzados, pero además sumamente originales en todos y cada uno de los planteamientos realizados. Un claro ejemplo en la máxima expresión es su modelo GXR, una compacta profesional alejada ideológicamente de las emergentes EVIL (Electronic Viewfinder Interchangeable Lens), ya que no se limita a disponer de un cuerpo con montura para ópticas intercambiables (de un formado determinado), sino que su cuerpo intercambia módulos que integra cada uno la óptica, el sensor, y el procesador, todo ello en la búsqueda de ese “número aúreo” que otorgue el máximo equilibrio entre todos y cada uno de estos complejos elementos tecnológicos.

Desde hace años pienso que una réflex es algo arcaico dentro del mundo de la fotografía digital, una clara herencia de la tecnología analógica, ya que no aprovecha adecuadamente una de las principales ventajas que dispone: visión en tiempo real del resultado de la imagen a capturar. Por mucho que algunos fabricantes se empeñen en diseños de visión directa de la imagen en la pantalla TFT/LCD (no es además lo idílico en muchos sentidos), una réflex actual sigue sin disponer de la ventaja que una buena compacta dispone en este sentido, pues el visor réflex no percibe como va a quedar registrada la imagen final, y la pantalla TFT/LCD sólo de manera aproximada. Aquí es donde una EVIL entra en escena como la posible (o más que posible) sustituta de la clásica réflex, aunque deba de madurar aún bastante más, y no digamos ya si consideramos el novedoso concepto modular de esta Ricoh GXR. Este sistema optimiza la relación entre cuerpo, óptica, sensor, y procesador, en cada uno de los casos, sin tener que recurrir a una caja de espejos, un visor por prisma/espejos, ni a un obturador planofocal… la electrónica pura y dura al poder.

Pero voy a pasar de la teoría a la práctica, y que mejor manera de hacerlo que probando personalmente este sistema Ricoh GXR, con sus dos módulos actuales (A12 y S10), y el magnífico visor EVF electrónico VF-2 opcional (prueba realizada en marzo-2010). Es un conjunto que permite apreciar las bondades de las arduas investigaciones que ha llevado a cabo Ricoh en busca de este “número aúreo” fotográfico, aunque por su alta especialización y total ausencia de estandarización con todo lo presente en el mercado… va a tener complicado afianzar y popularizarlo entre el consumidor. Cierto que es un producto muy especializado y exclusivo, pero que requiere entenderlo correctamente para poder justificar el elevado precio que tiene. No es una EVIL, ni tiene parecido real con el concepto GRD y GX de la propia marca… es el “número aúreo” de Ricoh.

Cuerpo: Comenzaré detallando a la GXR por el cuerpo genérico, el nexo común de los diferentes módulos operativos disponibles, y la central funcional del sistema. Es muy compacto y ligero (113,9×70,2×28,9 mm y 160 g, sin accesorios), casi el mismo que la Ricoh GX200, sumamente ergonómico, estando realizado en una resistente aleación de magnesio, un toque más de profesionalidad en este sistema. Todo va en tono negro mate, con la superficie rugosa, disponiendo la empuñadura lateral derecha de una zona forrada en material gomoso, que facilita la sujeción de esta cámara, pudiéndose manejar muy bien con una única mano. El frontal está condicionado por el módulo insertado (A12 o S10, de momento), asomando discretamente en la parte superior de la empuñadura un dial que permite diversos ajustes de relevancia, además del discreto LED que combina las funciones de iluminador de ayuda al enfoque AF (para bajas luces) con el avisador intermitente del autodisparador, y el diminuto micrófono para la captura del sonido. En el frontal se incluye también el mando deslizante que permite fijar/soltar el módulo de la óptica/sensor/procesador, sistema de la máxima precisión y robustez. El PVP del cuerpo es de 459 euros (marzo-2010).

La parte trasera muestra la amplia y nítida pantalla TFT/LCD de color de 3″ y 920 KP (100% de cobertura de la escena, con amplio ángulo de visión), junto a diversos mandos, muy bien distribuidos funcionalmente, especialmente el “ADJ” parametrizable que permite hacer ajustes rápidos y precisos, toda una auténtica joya de la marca. También son programables los dos botones “Fn” disponibles, pudiendo cambiar su operatividad de forma muy diversa. Sobre la pantalla están los pulsadores para accionar el flash integrado emergente, el del cambio de pantalla/visor (VF-2 opcional), y el “Direct” (acceso rápido a los ajustes principales, similar al de una réflex). El balancín de control del zoom está en la parte superior trasera. El tacto de los mandos es muy bueno, al nivel de la profesionalidad general de esta cámara, estando perfectamente enrasados en su cuerpo.

Arriba se encuentra el dial de modos (con un eficaz botón de bloqueo, similar al de las GRD), el suave y amplio botón disparador, el botón de encendido/apagado, la zapata para unidades de flash externos (recomendadas las dedicadas TTL de la marca, especialmente el GF-1), y para los visores ópticos (GV-1 y GV-2) o EVF digital de alta precisión (VF-2), además del flash emergente de acción manual. Estos dos últimos elementos se encuentran camuflados en el cuerpo de la cámara, confiriéndole una gran limpieza de diseño a la GXR. Abajo se encuentra la tapa abisagrada (con seguro) para acceder a la batería y a la tarjeta de memoria, y la rosca para el trípode (u otros accesorios especiales). En el lateral derecho hay una tapa elástica para proteger los conectores de entrada/salida de datos (USB 2.0) HDMI, y el disparador a distancia (CA-1), además del altavoz de sonido. El visor EVF/LCD digital VF-2 (38,6×28,9×43,9 mm y 26 g) lleva protección ocular y corrector de dioptrías (- 1 +/- 3,5 dioptrías), es articulable hasta 90º, con gran calidad visual (100% de cobertura de la escena, 3 elementos en 3 grupos, 1 de ellos de tipo asférico), amplio y con toda la información que aparece igualmente en la pantalla TFT/LCD, estando dotado con un CMOS de 922 KP de resolución, y cuyo PVP es de 249 euros (marzo-2010).

Electrónica: Aunque cada módulo lleva su propia electrónica, el cuerpo es el coordinador de todos los ajustes precisos. Dispone de los siguientes modos de funcionamiento: “Auto”, “Programado” (permite cambiar la relación diafragma/velocidad con el dial delantero/superior), “Prioridad de Diafragma” (posiciones variables con cada módulo), “Prioridad de Velocidad” (posiciones variables con cada módulo), “Manual Total”, “SCENE” (Vídeo, Retrato, Deporte, Paisaje, Nocturno, y Corrección trapezoidal de la imagen”), y “MY1″/”MY2″/”MY3” (3 posiciones personalizables por el usuario). En macro se permite elegir la posición de enfoque/exposición en cualquier zona de la pantalla/visor, con una absoluta precisión. La memoria interna es de 86 MB, con ranura para tarjetas de memoria externa del tipo SD/SDHC.


Los ajustes de color son amplios y muy adecuados para el entorno profesional: Color (Intenso, Estándar, y Natural), Blanco y Negro (ajuste de Contraste y Nitidez), Blanco y Negro TE (ajuste de Intensidad/Contraste/Nitidez, y tonos: Sepia, Rojo, Verde, Azul, y Morado), y Ajuste1/Ajuste2 (Intensidad/Contraste/Nitidez, y colores individuales). Se puede elegir entre el modo de color sRGB, o bien el algo más limitado Adobe RGB. Entre otros muchos ajustes adicionales se puede mitigar el ruido de fondo en la imagen, al igual que limitar la sensibilidad máxima en modo “ISO Auto”. Como en modelos precedentes, existe el práctico nivel digital en la pantalla TFT/LCD (o visor VF-2), permitiendo calibrar con gran precisión la horizontalidad de las imágenes a capturar. Como buena cámara profesional, los menús están plagados de posibilidades de parametrización de su electrónica, de manera ordenada, pero que requiere adentrarse en ellos y descubrir su gran potencial fotográfico.

Alimentación: Está encomendada a una batería recargable de litio Ricoh DB-90, de 3,6v y 1700mAh. Con el módulo A12 permite hasta 320 disparos, y con el módulo S10 hasta 410 disparos, siempre bajo las normal de la CIPA. Es una unidad energética muy fiable y que facilita una enorme autonomía a esta cámara, muy de agradecer cuando has de trabajar en períodos largos de tiempo. Respecto a las GRD y GX se pierde la compatibilidad de uso con unidades energéticas de tipo estándar “AAA”. La GXR viene dotada con un magnífico y detallado manual en papel de 190 páginas, además del CD que lo acompaña, con diversas aplicaciones (entre ellas el “Irodio Photo & Video Studio”) y drivers. El cargador para la batería es el BJ-9. También vienen los cables de conexión al ordenador (USB 2.0) y al televisor, junto con la correa para colgar la cámara al cuello.

Flash: La unidad integrada tiene su propio ajuste de compensación EV: +/- 2EV, con incrementos de 1/2EV o 1/3EV, y sincronización sobre la 1ª o la 2ª cortina, además de un minucioso control sobre la potencia lumínica de esta unidad electrónica.

Óptica/Sensor/Procesador: De momento hay dos módulos disponibles, que describiré a continuación:

– Ricoh GR Lens A12: Con óptica de focal fija de 50mm (F2,5 MACRO, cierre máximo F22), de 9 elementos en 8 grupos (1 lente asférica y 2 superficies asféricas), y 9 láminas en el iris, que permite unos desenfoque selectivos bellísimos. Enfoque manual y AF (multipunto, central, y puntual) de 30 cm a infinito (macro desde 7 cm), TTL por detección de contraste. Dispone de rosca de 40,5 mm para acoplar accesorios. Sensor CMOS de 10,7 MP (3776×2832 píxeles) de tamaño APS-C (23,6×15,7 mm), densidad de 3,3 MP/cm2, con formatos 4:3/3:2/1:1/16:9, y vídeo en HD (1280×720 píxeles) a 24 fps (se puede usar el zoom digital hasta 3,6x durante la filmación). Procesador GR Engine III, color sRGB/Adobe RGB, velocidad de obturación de 1/3200 a 180 segundos (ráfaga a 3 fps), con exposición TTL-CMOS (matricial de 256 zonas, ponderada central, y puntual), sensibilidades de 200 a 3200 ISO, balance de blancos auto y 7 ajustes manuales, compensación EV de +/- 4EV (pasos de 1/3EV o 1/2EV), horquillado/bracketing, y grabación en formatos RAW/DNG (4 tamaños, tiempo de grabación de unos 3 s) y JPEG (12 tamaños y 2 niveles de compresión). La cobertura del flash es de 0,2 a 3 m (ISO Auto). Las dimensiones y peso son: 68,7×57,9×71,3 mm y 263 g. PVP de 699 euros (marzo-2010).


– Ricoh GR Lens S10: Con óptica zoom de 24-72 mm (F2,5-F4,4, cierre máximo F9), de 11 elementos en 7 grupos (4 lentes y superficies asféricas). Enfoque manual y AF (multipunto, central, y puntual) de 30 cm a infinito (macro desde 1 cm real), TTL por detección de contraste. Sensor CCD de 9,98 MP (3648×2736 píxeles) de tamaño 1/1,75″, densidad de 23 MP/cm2, con formatos 4:3/3:2/1:1/16:9, y vídeo en VGA (640×480 píxeles) a 30 fps (se puede usar el zoom digital hasta 4x durante la filmación). Dispone de sistema de estabilización de imagen de tipo electromecánico en la base del sensor. Procesador Smooth Imaging Engine IV, color sRGB/Adobe RGB, velocidad de obturación de 1/2000 a 180 segundos (ráfaga a 1,6 fps), con exposición TTL-CCD (matricial de 256 zonas, ponderada central, y puntual), sensibilidades de 100 a 3200 ISO, balance de blancos auto y 6 ajustes manuales, compensación EV de +/- 4EV (pasos de 1/3EV o 1/2EV), horquillado/bracketing, y grabación en formatos RAW/DNG (4 tamaños, tiempo de grabación de unos 3 s) y JPEG (12 tamaños y 2 niveles de compresión). Las dimensiones y peso son: 68,7×57,9×38,6 mm y 161 g. PVP de 399 euros (marzo-2010). Para este módulo existen los siguientes accesorios: Tapa especial para la óptica (LC-2), Tubo adaptador con parasol (HA-3, con rosca de 43 mm para accesorios), Convertidor óptico de 19 mm (DW-6), y Convertidor óptico de 135 mm (TC-1).


El pasado 23.02.2010, Shiro Kondo (CEO de Ricoh) anunció dos nuevos módulos para la Ricoh GXR:
– Ricoh GR Lens P10: Con óptica zoom de 28-300 mm (F3,5-F5,6 VC), con CMOS retroiluminado (Sony) de 1/2,3″ y 10 MP de resolución, y con gran velocidad de disparo.
– Ricoh GR Lens A12: Con idéntica denominación que el presente módulo con óptica de 50 mm (F2,5), pero el nuevo con 28 mm (F2,5), igualmente con un sensor CMOS, pero sin más información de momento, aunque presumiblemente varíe poco en este caso con respecto al módulo actual.

Pero la base de crecimiento del sistema iniciado por Ricoh con esta GXR no se queda sólo en estos módulos ya comercializados, además de los anunciados, pues las posibilidades son poco menos que infinitas. Nuevos módulos, con o sin óptica incorporada (pueden ser sensores de cualquier tipo), podrán realizar fácilmente labores en campos muy especializado dentro del mundo de la medicina, ingeniería, astronomía, y una larga lista de actividades creativas o científicas. Basta con meditar sobre la necesidad de registrar una imagen determinada, diseñar un módulo que lo pueda materializar, e insertarlo en el cuerpo genérico de la GXR… así de fácil, como de complejo el tema, pero esa posibilidad es más factible que con otros sistemas fotográficos actuales.

Prueba dinámica: Para quienes conozcan bien las Ricoh GRD y GX, con la GXR se encontrarán “como en casa”, por el diseño global de los mandos, pero también por la distribución y contenido de sus menús en la pantalla/visor. Es más, la GX200 es casi la hermana gemela de la GXR con el módulo S10, aunque con la salvedad del procesador de esta última, que le permite subir hasta los 800 ISO, mientras que en la GX200 ya con 400 ISO el ruido en la imagen es notable. Pero pasaré a comentar ahora de manera detallada el comportamiento que he observado con la GXR y sus dos módulos actuales disponibles.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Ante todo, y como es habitual en las compactas profesionales de Ricoh, la sensación de robustez y de ergonomía está presente en la GXR, e incluso de una manera más patente. El peso y el tacto inspiran una gran confianza, es como tener una pequeña y manejable réflex entre las manos (pero sin sus inconvenientes), algo más grande que una buena compacta, pero siempre más pequeña que una prosumer/réflex, lo cual representa una gran ventaja por peso/volumen del equipo, y por la discreción a la hora de trabajar con la cámara, tema que representa más importancia de lo que mucha gente pueda imaginarse hoy en día… en todos los sentidos.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

El comportamiento del módulo A12 es nuevo, pues se trata de una unidad con óptica de focal fija de 50 mm, posiblemente la forma más natural de “ver” por parte del ser humano (entre 40 y 50 mm), mientras que el módulo S10 es prácticamente idéntico a los modelos GX100/GX200 (zoom de 24-72 mm), ambas ópticas muy luminosas, eficientes, y sin distorsiones apreciables, aunque la cámara también lleva una opción para equilibrarlas electrónicamente, si así se desea. Hay que considerar que la GXR es un proyecto madurado durante tres años, por un fabricante muy meticuloso en todos sus planteamientos técnicos, lo cual se advierte de inmediato en la práctica, teniendo simplemente el producto entre las manos, sobre todo si se trata de un fotógrafo experimentado. No obstante, el comportamiento entre estos dos módulos difiere notablemente en un punto crítico en la fotografía digital: la respuesta a altas sensibilidades. Ambos módulos llegan hasta los 3200 ISO, pero el sensor en ellos es muy distinto en dimensiones y en tecnología, lo cual condiciona mucho la calidad de imagen en estas circunstancias de altas sensibilidades, máxime con luces bajas y principalmente en zonas densas u oscuras. También la profundidad de campo, incluso a igualdad de distancia focal… también es muy perceptible. Por este motivo, comentaré a continuación de manera diferenciada los dos casos.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

El módulo A12, con un sensor CMOS de tamaño APS-C (10,7 MP, densidad de 3,3 MP/cm2), hasta los 800 ISO el ruido en la imagen es imperceptible. A 1600 ISO es tan contenido que apenas se evidencia, incluso en zonas oscuras o densas. A 3200 ISO se comienza a notar más, pero de forma totalmente aceptable, incluyendo las zonas más críticas. A ello hay que sumarle unas tonalidades que se mantienen estables y muy fieles a la realidad. El comportamiento es sobresaliente, especialmente para una compacta, por la calidad óptica, el sensor de grandes dimensiones y notable tecnología, y un procesador muy eficiente. Los desenfoques selectivos son realmente bellos, propios de una óptica de alto nivel, incluso equiparable a la de muchas máquinas réflex notables. Este sistema modular demuestra que el equilibrio del conjunto no produce más que ventajas técnicas y prácticas, e incluso de mantenimiento, pues la estanqueidad es total, lejos de las EVIL o réflex que dejan al descubierto la zona del sensor al desmontar las ópticas… cosa que nunca sucede en la GXR.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

El módulo S10, con un sensor CCD de tamaño 1/1,75″ (9,98 MP, densidad de 23 MP/cm2), a 400 ISO se puede equiparar al módulo A12 a 1600 ISO. Comparado este módulo S10 de la GXR con la GX200, es superior con notable diferencia, todo un significativo avance, gracias fundamentalmente al nuevo procesador de imagen. A 800 ISO se empareja a los 3200 ISO del módulo A12. A 1600 ISO el ruido en la imagen se generaliza, aunque se puede utilizar la fotografía en caso de pura necesidad. A 3200 ISO el incremento es ya muy importante, sobre todo en zonas densas y oscuras. De 800 ISO en adelante, los tonos se tornan más fríos con respecto a la realidad de la escena, a la vez que el ruido en la imagen va creciente. La diferencia de tamaño del sensor entre el módulo A12 y S10 (densidad de 3,3 MP/cm2 frente a 23 MP/cm2) es el origen de la dicotomía en el rendimiento y calidad de la imagen. Hasta los 200 ISO apenas es perceptible esta variación… de ahí en adelante parecen dos cámaras muy distintas en algunos aspectos, incluso en lo referente a la profundidad de campo y los desenfoques selectivos. Estas diferencias se observan en las dos imágenes adjuntas, obtenidas con los dos módulos sobre un mismo tema:

(A12, pinchar en la imagen para ampliarla)

Diafragma = F2,5
Velocidad = 1/40 de segundo
Sensibilidad = 400 ISO
Distancia Focal = 50 mm
Programa = Programado

(S10, pinchar en la imagen para ampliarla)

Diafragma = F3,5
Velocidad = 1/15 de segundo
Sensibilidad = 800 ISO
Distancia Focal = 50 mm
Programa = Programado

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Mención especial hay que hacer sobre el modo de ajuste en monocromo de las Ricoh GRD y GX, y que se aplica igualmente en la nueva GXR. Ya no es preciso tratar las imágenes en el ordenador tras ser capturadas para obtener la tonalidad deseada, pues las amplias posibilidades de personalización tonal en monocromo “Blanco y Negro TE” permite lograr un amplio abanico de matices propios de los virados más sofisticados de un laboratorio químico, y ya no digamos de uno digital. Todo es factible de conseguir en la propia cámara de una forma directa, visualizándose los resultados con gran fidelidad en su magnífica pantalla TFT/LCD. El fotógrafo creativo sabrá apreciar debidamente esta refinada posibilidad de las Ricoh compactas profesionales, capaces de facilitar una belleza inmensa a las imágenes capturadas en este modo monocromo tan versátil y exclusivo. Si importantes son los múltiples ajustes en color, considero que en monocromo son aún más refinados y personalizables.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

A pesar del avance patente de la GXR con el módulo S10, con respecto a la GX200, en sensibilidades desde los 400 ISO (por debajo de este valor no hay diferencia alguna), con el módulo A12 el cambio es radical. El sensor/procesador es el protagonista de este cambio de comportamiento, más que lo que pueda representar la óptica por separado, aunque también influya en este conjunto tecnológico. El problema está en el tamaño de la cámara, si se deseara dotarla con un zoom de 24-72 mm y con un sensor APS-C, como el que lleva el módulo A12. Este es el dilema… ¿compacta realmente portable, o compacta que se acerca a una prosumer pequeña?. A ello hay que sumarle los costes, que se disparan notablemente. ¿Cual sería el precio de una GXR con un módulo como el futurible P10 (28-300 mm), pero con el sensor/procesador del A12 (CMOS APS-C)?. Por mucho que se ajustara el coste, esta cámara tendría ya unas dimensiones longitudinales propias de una prosumer/réflex, aunque el tamaño del resto fuera menor. No existen los milagros, y una compacta para llevarla en la palma de la mano no puede tener un sensor grande, y menos con una óptica zoom potente, son diseños poco menos que imposibles…

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Conclusión: Tal y como se nos presenta la Ricoh GXR, tenemos ante nosotros una excelente cámara que forma parte de un sistema innovador y eficiente, con solidez y sobriedad muy profesional, excelente acabado, comodidad de utilización, rapidez de funcionamiento, y gran calidad de resultado de imagen. El problema está en su precio, posiblemente justificado por todo lo anteriormente expuesto, pero que convertirá a este sistema en algo muy selectivo y exclusivo. Es importante que el usuario conozca muy bien su tecnología y ventajas funcionales, de ello depende en gran medida su merecido éxito. Estamos en un país donde lo grande impresiona, lo pequeño quizás no se valora o se menosprecia… frente a ello debe estar un buen profesional que sepa vender como se merece un magnífico producto. Su aliciente depende de la diversidad de módulos que se oferte por parte de la marca, pues el mercado de las EVIL cada vez es más competitivo… posiblemente este sea el futuro a medio plazo para la fotografía digital de calidad, el de las compactas de ópticas intercambiables, incluyendo el de las Ricoh GXR… con módulos intercambiables también, ¿el número aúreo fotográfico?.

Ver fotografías en:

– Ricoh GXR A12 (1)
– Ricoh GXR A12 (2)
– Ricoh GXR S10 (1)
– Ricoh GXR S10 (2)

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Nota (1): El 21.04.2011, Ricoh ha publicado la última actualización del firmware v1.36 para todo su sistema de GXR (cuerpo y módulos): Firmware último

Nota (2): He creado un censo de usuarios de las Ricoh Pro (“Usuarios Ricoh Pro”), para lo cual incluiré en una lista especial de distribución a quien esté interesado en recibir información actualizada de todo tipo sobre esta cámara. Contactar directamente conmigo en la dirección de e-mail indicada en la firma de este artículo.

Nota (3): SAT oficial de Ricoh.

(A12, 400 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(A12, 800 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(A12, 1600 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(A12, 3200 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(S10, 400 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(S10, 800 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(S10, 1600 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(S10, 3200 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

Juan Carlos Martin Martin (juancm.martin@telefonica.net)

>>> Resumen/Indice <<<

43 comentarios to “Ricoh GXR, ¿el número aúreo fotográfico?”

  1. Daniel Generoso Says:

    Gracias Juan Carlos por ayudarme a decidirme por la compra de la GXR. Ha sido un auténtico quebradero de cabeza buscar información sobre cuál podría ser la cámara que más me convenía, pero creo que al final he tomado una buena decisión para volver a disfrutar de hacer fotos. Yo no suelo trabajar mucho las fotos a posteriori en el ordenador, así que espero que la calidad de las mismas esté a la altura de todo lo que he leído sobre este modelo. Y espero que mis objetivos Leica M hagan el resto sobre el módulo A12 que he adquirido también. Ya os contaré.

    Por favor añádeme a ese exclusivo censo que tienes por ahí amachambrado 🙂

    Muchas gracias por tus conocimientos. Un saludo.

    • Hola Daniel,

      Gracias por tus palabras. Respecto al tema del censo, como ya sabrás por el blog estoy ahora inmerso en un problema de salud importante de mi esposa y no puedo hacer nada a nivel profesional/personal. Te ruego estés al tanto cuando reanude mis actividades de nuevo y estaré encantado en poder atenderte en lo que precises.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • Daniel Generoso Says:

        Vamos, que ni te preocupes lo más mínimo por esto del censo. Me estoy sintiendo mal solamente por escribir de nuevo porque te llegará otro mensaje de aviso, lo siento. Atiende a tu mujer, que espero que se recupere pronto.

        Un saludo.

  2. sofia Says:

    Hola Juan Carlos, antes que nada, enhorabuena por el blog.
    Hace ya medio año que vengo usando una GXR A12 28mm, y estoy encantada.Tengo intenciones de comprarme otro módulo, y tengo en mente el A12 50mm, aunque leyendo sobre el A16 que está por salir, no lo tengo muy claro.(me echa un poco pa´tras el tamaño de la novedad).
    Si que a veces al usar la de 28mm , echo en falta el zoom.Estuve mirando la P10 28.300 mm pero no me termina de convencer que la calidad de la imagen sea peor.
    Tu cual crees que seria un buen modulo complementario al de 28mm?
    por cierto, por favor agregame al censo.
    saludos y gracias!
    Sofia

    • Estimado lector del BLOG de JCM,

      Por problemas personales de importancia, y por un período de tiempo aún sin concretar, no podré contestar a consultas/comentarios que se me formulen, aunque el BLOG de JCM sigue activo en cuanto a sus contenidos técnicos. Tan pronto pueda reanudar esta actividad de consultas/comentarios lo comunicaré por este medio.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  3. victor Says:

    Hola juan, gracias por el magnifico articulo , me gustaria me incluyeras en la lista de usuarios de ricoh gxr, poseo los cuatro primeros modulos. Ya tuve en su momento la gx100 y la gx200, la forma que tienen estos de ricoh de hacer camara me dejo sorprendido, Recibe un saludo.

    • Hola Víctor,

      Te ruego me envíes un e-mail privado solicitando este tema del alta en el censo de “Usuarios Ricoh Pro”, para que me quede constancia de esta petición. Mi dirección de e-mail la tienes en la firma de todas las pruebas.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  4. Isidoro Says:

    Hola Juan Carlos
    Que tal esta camara para fotografiar monedas de 19 mm?
    La calidad seria similar a una Nikon d80?
    La D80 saca unas fotos muy buenas pero quiero lo mas parecido a una compacta.
    Saludos Isidoro

    • Hola Isidoro,

      Cualquier Ricoh es ideal para el macro, funcionan de maravilla en todo, pero especialmente en macro. Si usas en módulo A12 de la GXR, que lleva sensor APS-C (igual que el de una réflex), la calidad es superlativa.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  5. alberto Says:

    Hola Juan Carlos. ¿Para qué tipo de situaciones es mejor esta maquina?, y por contra, dónde se defiende peor?
    Busco una cámara para fotografía de calle y macros. Gracias.

    • Hola Alberto,

      Esta máquina se mueve perfectamente en cualquier situación, sirviendo para casi todo tipo de trabajo, basta con utilizar el módulo adecuado, de entre los que hay disponibles… de momento. Espero que la marca siga ampliando su “parque” de módulos, pues tiene prototipos de ellos que son sumamente interesantes y muy profesionales. La lástima que en España esté tan “raramente” distribuida esta marca.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  6. Marcos Otero Says:

    Hola Juan Carlos,

    Por fin ha sucedido, acaba de llegar mi GXR + P10. Se que no es el mejor de los módulos (si el más económico 439 € en total), pero al fin vuelvo a tener una cámara compacta de verdad. Te escribo para que me incluyas en el censo de usuarios de Ricoh GXR y para agradecerte el que me hayas metido el gusanillo de probar las Ricoh.
    Saludos y hasta pronto
    Marcos

    • Juan Carlos Martín Says:

      Hola Marcos,

      Acabo de darte de alta en este censo, y enviado el primer boletín con datos importantes sobre el tema del firmware y otros detalles.

      Espero disfrutes de esa excelente máquina.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  7. alberto Says:

    Hola Juan,

    Quizás sea la pregunta tonta de la semana, pero te la haré. ¿Porqué el módulo A12 arranca con un iso de 200 en vez de 100 o 64, sobretodo teniendo el apellido de “macro”? ¿Esto no hace que la nitidez disminuya respecto de sus competidores?.

    Estoy en duda entre esta GXR con el módulo A12 y la Nikon D7000.

    Nikon D7000 + 5mm f1.4. Tengo la Gxr200 y estoy muy satisfecho con Ricoh. La GXR es más portable que la nikon. Pero parece que la nikon tiene más versatilidad.
    Gracias.

    • Hola Alberto,

      Tienes una joya de máquina, la GX200… bien utilizada, no ganarás mucho con cualquiera de las otras compactas profesionales del mercado, te lo aseguro. La GXR con el módulo A12 te acerca un poco más a los resultados de una réflex en cuanto al rendimiento a altas sensibilidades (punto flaco en la GX200, aunque no es un tema dramático), y un mejor rendimiento en cuanto a los desenfoques selectivos, precisamente por el sensor más grande y la óptica específica tipo réflex (en su diseño), aunque lógicamente te quedas en un 50 mm fijo de focal. También pierdes un poco de portabilidad respecto a la GX200, la diferencia de tamaño no es grande, pero si significativa, justo lo que ya te obliga a llevarla en un bolso de costado, no en un funda de cinturón.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  8. Antonio Says:

    Bueno Juan Carlos, igual soy el primero que te toma la palabra.

    Como no tengo cuenta premium de Flickr, las imágenes al ampliarlas tienen un máximo de 1024 pixeles de ancho, o sea que no se aprecia realmente la calidad y nitidez de las imágenes. Por supuesto no entro en temas de composición o procesado.

    Son imágenes en JPEG directas de la cámara. Solo están redimensionadas a 1024 por obligación de la cuenta gratuita de flickr y con la marca de agua. Ten en cuenta que son de aficionado.

    Ricoh GXR A12 50mm a ISO 200

    R10189-c

    Ricoh GXR A12 50mm a ISO 3200

    R10189-c

    Estas dos imágenes las tengo ampliadas en casa a 60×40 y tengo que decir que, no conociendo el motivo, a ese tamaño y en papel, el desenfoque es más pronunciado y más suave y agradable. La calidad de la imágen a 3200 ISO me ha sorprendido en cuanto a su bajo nivel de ruido.

    Saludos.

    • Hola Antonio,

      Gracias por tu colaboración en esta nueva iniciativa, que no dudo le vendrá muy bien a cualquier lector del blog que quiera complementar mis análisis e imágenes, con las de otros fotógrafos más. Todo esto enriquecerá en general a quien va buscando información fiable en Internet.

      No es imprescindible subir a Flickr (o cualquier otro medio) imágenes muy grandes, con un tamaño de 600 o 650 píxeles de lado mayor ya se aprecia calidad en la fotografía, sin problema alguno.

      En papel, si la impresora es adecuada (y el papel también), se aprecia a veces mejor los planos de la escena, y algunos otros detalles, aunque sea un soporte opaco, a diferencia de un monitor de ordenador.

      El módulo A12 de la GXR es excelente, en mi opinión el mejor actualmente de este sistema. Su sensor de tamaño APS-C es un aliado muy bueno a ese buen objetivo de 50 mm. Si miras bien mi prueba, la imagen de la cámara de cerámica amarilla, con un reloj de sobremesa de fondo, es contundente con el módulo A12 en cuanto a calidad y desenfoques selectivos del fondo.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  9. Juan Carlos Martín Says:

    Hola a todos,

    Propongo a los seguidores del blog que abran una cuenta en Flickr, o en cualquier otro portal de seguridad y solvencia (suelen ser servicios gratuitos), si aún no lo tienen hecho, coloquen fotografías sacadas con la cámara analizada en este blog (no de otros modelos, importante), y dentro de los comentarios/consultas de la correspondiente prueba inserten un enlace a sus imágenes relativas a esta máquina. De esta manera, el resto de los lectores del blog podrán ver los resultados que obtienen con esta cámara, si lo desean opinarán sobre estas fotografías, e incluso, si se solicita puedo hacer una crítica constructiva al respecto, de lo cual siempre se aprende. Indico que el blog está configurado para que, al insertarse un enlace/link en un comentario/consulta, queda pendiente de mi aprobación para evitar problemas de seguridad general para los el resto de los lectores. Lo dicho, animo a todos vosotros a realizar esta experiencia.

    Saludos,
    Juan Carlos Martín

  10. Hola Juan Carlos. Estoy pensando comprar una compacta con sensor grande. y entre las opciones que barajo están la nueva fuji x100, la sigma dp2 y esta ricoh con el módulo a12. qué opinión te merecen?
    Dónde podría comprar en España esta ricoh gxr?
    Gracias.

    • Juan Carlos Martín Says:

      Hola Eric,

      Te he contestado esta mañana a esta misma pregunta… lo tienes más abajo, míralo bien.

      Creo que la GXR te da más posibilidades que las otras dos máquinas que indicas, ya que puedes cambiar los módulos con el sensor/objetivo en cada uno de ellos.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  11. Hola Juan Carlos. Sabes de alguna tienda de españa donde se pueda comprar esta maquina?
    Gracias

    • Juan Carlos Martín Says:

      Hola Eric,

      Es complicado saber hoy en día donde comprar cámaras Ricoh en España, pero te puedo recomendar donde compré personalmente mi equipo Ricoh GX200, y aunque no me gusta publicitar nada a nivel comercial en mi blog, en este caso si lo hago por la calidad y seriedad de este comercio, que te envían rápidamente a domicilio la compras que hagas (está en Bilbao, y yo vivo en Madrid):

      Foto Samar
      Doctor Achucarro 2 / 48011 – Bilbao
      Teléfono: 944163110 / Fax: 944169228
      digital@fotosamar.es
      http://www.fotosamar.es

      Lo he recomendado a otros lectores del blog, y han quedado contentos con el servicio ofrecido por este comercio.

      Espero tengas suerte y puedas conseguir la GXR, es una excelente máquina.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  12. Dario Says:

    Hola Juan Carlos
    Te escribí hace un par de semanas que estaba en Tokyo y planeaba comprarme una nex 5…
    Necesitaba una cámara con bastante urgencia y aquí sony es mucho mas caro que en España si lo compras en un idioma que no sea japones..y por una casualidad de esas me encontré con una oferta que no he podido resistir y he comprado una ricoh gxr p10 y estoy impresionado con la calidad de esta cámara,tengo un amigo que tiene la gx200 y jugué hace tiempo con ella y sabia por donde iba la calidad de ricoh pero he estado comparando fotos y leyendo algun blog y creo que incluso la supera a la 200 en iso y algunos detalles. mas aparte del zoom 10.7. Ademas estoy maravillado lo que puedes disfrutar de la fotografía con la inmensidad de opciones y controles manuales que posee con esa portabilidad.Asi que totalmente recomendable para todos los que tengáis en mente dicho aparato .
    Por cierto he estado leyendo el post sobre lo que pedías de regalo de reyes y no se podría asemejar la GRD IV Leica a una gxr p10?
    También te cuento parte de una noticia que acabo de leer que suena tremendo aunque también tendrá un precio demasiado inaccesible creo yo..
    Ricoh ha anunciado y confirmado el 1 de febrero en Tokyo un nuevo modulo para gxr con un sensor apsc de 12.9 cmos en los que podrás montar objetivos como los Leica m ….
    La única carencia que tengo es que de vez en cuando cuando la portabilidad y peso no es problema hecho de menos el enfoque manual y el juego que dan las reflex en dias de inspiracion así que dejo como planteamiento como segunda cámara en el futuro una nex 5 o una a33 que veo que no has probado pero me podrías comentar que te parece lo que hayas podido leer sobre ella ya que me llama mas la segunda por el visor y los controles si tuvieran la misma calidad ya que la portabilidad no seria un problema y por ultimo consideras que puede tener muchas mas potencial y calidad cualquiera de las dos sony mencionadas con la ricoh gxr?
    Espero no te haya aburrido con esta parrafada y espero tu respuesta.
    Muchisimas gracias por este blog de calidad con el que disfruto mucho leyendo tus criterios fotográficos.
    Saludos.

    • Dario Says:

      Se me olvido rogarte me incluyas en tu censo de ricoh y pueda recibir tus boletines.
      Muchas gracias de nuevo y un saludo.

    • Hola Dario,

      Felicidades por esa GXR, es muy buena, lo único que un poco grande para ser una perfecta compacta, pero tolerable aún en cuanto a tamaño.

      Es una cámara que me gustó bastante cuando la probé, pues es un sistema modular muy interesante e innovador. La calidad de imagen que te puede tu GXR con el citado módulo se queda algo por debajo de la NEX-5, por el hecho de tener un sensor de menores dimensiones, pero los rendimientos son muy buenos, como en la mayoría de las Ricoh… “pata negra”. Con el módulo A12 y el nuevo que saldrá para ópticas Leica (ya lo conocía desde el pasado año, en fase de prototipo), el sensor APS-C ya iguala al de la NEX-5, y se nota. La ventaja que tienes con tu GXR es que cambias de módulo, y con él su sensor y óptica, ambos elementos perfectamente hermanados. Sin duda alguna, un cuerpo y sensor Ricoh con óptica Leica, y de las antiguas… me imagino las diabluras que se pueden hacer con esa mezcla explosiva…

      Curioso que las Sony en Japón sean más caras en España, al menos con idiomas internacionales…

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  13. Hola, que tal? como me he enterado que estabas haciendo un censo de personas que tuviesen una ricoh.Pues bueno, tengo que decirte que gracias a tus comentarios me he hecho con una grx y modulo 24-72mm,pues llevo solo 3 dias con ella y estoy mas que orgulloso y encantado con ella. Me he tirado a la piscina y he cambiado mi equipo por esta càmara.Tenia una canon 50d con un objetivo 15-85 y uno fijo espectacular,el sigma 30mm 1.4.Ahì es nada,para que te hagas una idea…al final con lo que me han dado me pille la ricoh.Ahora si que disfruto con la fotografìa.Yo vengo de la vieja escuela y pa que me entiendas a mi lo de retocar y el ordenador como que no…como mucho proceso las imagenes desde la misma camara,que eso para mi la gxr es una maravilla…Llevo mas de 18 años haciendo fotos,y eso que tengo 34 y porfin vuelvo a disfrutar haciendo fotos y llevandola conmigo a todas partes,eso para mi no tiene precio,asi que solo decirte,gracias gracias y mas gracias.A ver si algun dia aprendo a subir alguna foto al ordenador…No me enrrollo mas saludos.

    • Hola Alex,

      Felicidades por esas renovadas energías hacia la fotografía, gracias a tu nueva GXR… excelente cámara.

      Una réflex, por volumen/peso, llega a cansar sacarla de “paseo”, y la acabas dejando aparcada. Con la GXR, con un tamaño razonable, y sus magníficas prestaciones, observarás que te va a dar grandes satisfacciones. Al llevar el mismo objetivo, y similares ajustes que la GX200, incluso la prueba e imágenes sacadas con esta GX200 también te sirven de referencia, además de lo que he publicado sobre la propia GXR.

      Ya te he inscrito en mi censo especial de “Usuarios Ricoh Pro”, y enviado su primer boletín, donde indico el tema de verificación/actualización del firmware, tema de gran importancia. Recibirás las novedades de mi web/blog por esta vía.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • Hoal, yo también tengo la gxr, acabo de comprármela con el kit del 28/300, el 24/70. el conversosr gran angular, la funda… y me queda el 50 y el 28 con el visor… !todo el paquete.
        Quisera que me ayudaras para cargar en la cámara el firmware nuevo. lo he descargado en mi MAC y no se que hacer con el.
        Enhorabuena por la review y a ver si me echas una manita.
        Un saudo

        • Hola Teo,

          No domino el Mac, pero me imagino que será similar al Windows en este sentido. Bajarte el fichero ejecutable para Mac desde la web oficial de Ricoh (http://www.ricoh.com/r_dc/download/), en página web están las explicaciones de como realizar este proceso. Normalmente se copian los ficheros en una tarjeta de memoria, manejando una serie de botones de la cámara, pero esto ya se indica en la citada página web, incluso tienen algún fichero gráfico explicándolo (normalmente en idioma inglés).

          Saludos y que disfrutes de ese buen equipo,
          Juan Carlos Martín

  14. Antonio Says:

    Hola Juan Carlos.

    ¿Podrías decirme si vas a probar la GXR con los nuevos módulos (P10 28-300 y A12 28mm)?. Se rumorea bastante últimamente con la posibilidad de que Ricoh saque un módulo para objetivos micro Cuatro Tercios ¿Tienes alguna noticia? Podría ser la solución al que busca un cuerpo de EVIL más profesional en ese formato ¿no?, sobre todo después de la brutal bajada de precio del cuerpo de la GXR ofertado junto con el módulo P10. Lo han dejado a un precio tentador (sobre 460 euros el conjunto).

    Por otro lado, enhorabuena por tu nuevo blog. Sólo hecho de menos del anterior un buscador por marcas y orden alfabético, pero seguro que lo tienes en el tintero.

    Saludos y Muchas Gracias.

    • Hola Antonio,

      Lamentablemente, y desde que Ricoh España dejó de existir, las relaciones con la marca prácticamente han desaparecido. Ricoh eliminó todas sus filiales en Europa (salvo en Alemania, que es la central para la UE), dejando en mano de un distribuidor local esta labor… mal para la prensa especializado, pues no tenemos productos para probar, como bien sucedía anteriormente. Por este motivo, ahora no tengo posibilidad alguna de probar cámaras de Ricoh.

      Todo lo relativo a un módulo tipo EVIL en una GXR no deja de ser un rumor, tema que no se si se llegará a materializar, ya que iría en contra de la propia filosofía de la GXR. Respecto a la bajada de precios con esta máquina… sospechoso, no se si estarán intentando liquidar el stock.

      El nuevo blog tiene un sistema organizativo distinto, pero crearé adicionalmente un índice similar al que puse en mi otro blog. Sólo estaba esperando a tener un número de artículos determinado para ello, y que seguramente incluiré también con un enlace en la firma de mis artículos.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  15. daniel Says:

    Hola Juan Carlos
    Tan contento estoy con mi GX200 que al final tambien me he decidido por
    la GXR, acompañada de los modulos de 50 y el 24/70, adquiridos en la tienda de Bilbao a un precio muy bueno.Ye he hecho algunas pruebas y estoy muy contento.Digo pruebas porque pasar de reflex a compacta necesita su tiempo, al menos para mi que soy un triste aficionado.Como siempre enhorabuena por este magnifico blog y recibe un cordial saludo.

    • Hola Daniel,

      La GXR es muy buena, sólo le encuentro una pega… ya no es una compacta, al menos su portabilidad es peor que en el caso de la GX200… De todas formas, has formado un buen equipo con ambas máquinas.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  16. Diego Castro Says:

    Juan Carlos,

    Saludos desde Colombia, excelente análisis.

    Quiero hacerte algunas preguntas y espero sepas disculpar mi posible ignorancia en el tema ya que soy recién llegado. ¿Por que no es posible fabricar un compacta con sensor APS-C con una óptica de tamaño comedido?. ¿No es el caso de la serie DP de Sigma?. ¿Si es así, por que los otros fabricantes no lo logran?.

    Muchas gracias.

    • Hola Diego,

      No hay misterio en este tema… las físicas y ópticas mandan en este sentido. La Sigma que indicas tiene un tamaño comedido (relativamente) porque es una cámara de óptica de focal fija. Si miras la Ricoh GXR analizada recientemente en este blog, tiene un tamaño comedido con su módulo A12, que lleva un sensor APS-C y objetivo de focal fija.

      En el momento que quieras meter un sensor APS-C con un zoom… te vas a las cámaras EVIL, es decir, cuerpo pequeño, pero con óptica grande… no hay más remedio.

      La solución es más sencilla de lo que parece, pero que va en contra de lo que los fabricantes vienen ofreciendo: sensor de 1/1,6″ (por ejemplo) con resolución máxima entre 6 y 8 MP, más que suficiente hoy en día, y a ser posible CCD en lugar de CMOS (calidad de imagen más “fina”)… así todo iría bastante bien, sin problema alguno. En cuanto se rebasan los 8 MP con este tamaño, ya no digamos con tamaños más pequeños… desastre en muchos aspectos, los milagros no existen. Ya he comentado este tema en diferentes ocasiones y pruebas.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  17. Muy bueno.
    Gracias

  18. Como siempre, el mas completo. Enhorabuena y Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: