Canon PowerShot S90, la compacta con toque profesional

Hay mucha vida tras el mundo réflex, prosumer/bridge, e incluso EVIL. Si, una compacta bien diseñada es capaz de dar un magnífico rendimiento fotográfico sin complejo alguno, con las inmensas ventajas de su portabilidad y discreción, algo nada desdeñable en el mundo actual muy complejo socialmente, y en el que llevar un dispositivo multimedia siempre encima cada vez tiene más relevancia para la gente. Canon ha querido irrumpir en el segmento de las compactas de toque profesional, y esta S90 es realmente su primera iniciativa cargada de buenos planteamientos. El resultado es muy bueno, y sin duda alguna mejorará aún más la marca japonesa en sucesivas versiones de esta nueva gama compacta de alto nivel.

Cuerpo: Es muy compacto y ligero (100,0×58,4×30,9mm y 175 g, sin accesorios), razonablemente ergonómico y realizado integralmente en metal de aleación ligera. Todo va en tono negro semi-mate, echándose en falta una pequeña empuñadura lateral para facilitar su agarre. El frontal está protagonizado por su magnífico objetivo emergente, con un anillo especial concéntrico programable para diversas funciones de ajuste, aunque carece de cualquier posibilidad de colocar accesorios ópticos. Discretamente se aprecia el LED que combina las funciones de iluminador de ayuda al enfoque AF (con bajas luces) con el avisador intermitente del autodisparador, y también el diminuto micrófono para la captura del sonido, junto con el nombre y apellido de este modelo: “Canon” y “S90”.


La parte trasera muestra la amplia y nítida pantalla TFT/LCD PureColor II de 3″ y 461 KP (100% de cobertura de la escena, 5 niveles de luminosidad, y tratamiento anti-reflectante), junto a diversos mandos bien distribuidos funcionalmente, uno giratorio programable excesivamente sensible (puede alterarse algún ajuste simplemente con rozarlo), todos ellos muy enrasados en el cuerpo de la cámara. En esta zona también se localiza el altavoz del sonido que, al igual que el micro, es monofónico. Abajo se encuentra la tapa abisagrada que protege la batería y la ranura de la tarjeta externa de memoria, además de la rosca para el trípode o accesorios con este tipo de fijación.

Arriba se encuentra el dial de modos (con sus posiciones debidamente fijadas), el suave botón disparador (concéntrico a él está el balancín del control del zoom), el botón de encendido/apagado, el pulsador “Ring Func” (asigna las funciones de ajuste del dial frontal concéntrico con la óptica), y la unidad emergente del flash integrado en el cuerpo. No hay zapata para unidad externa de flash (aunque se puede usar alguno con disparo por “simpatía” o luz esclava), ni posibilidad de acoplar un visor EVF externo. El lateral derecho tiene dos tapas de protección para los conectores de entrada/salida USB 2.0 datos y el HDMI, además del fijador para la correa de muñeca.

Objetivo: Es un Canon Zoom Lens 3,8x IS de 28-105 mm (estabilización óptica IS), adecuadamente luminoso de F2,0-F4,9 (cierre máximo de F8,0), con 7 elementos en 6 grupos, entre los cuales hay 2 elementos asféricos de doble cara (incluyendo 1 elemento UA). El enfoque automático AF es muy rápido y preciso (sistema TTL, por detección de contraste), con varios modos y zonas de trabajo (AiAF con detección facial y 9 puntos, o puntual/central, y servo AF/AE), además del modo manual (con amplia lupa central para facilitar el enfoque más preciso). En macro el enfoque va desde los 5 cm (en gran angular), y el normal desde los 50 cm. El sistema de estabilización óptico IS se muestra muy eficaz, resultando una gran ayuda para estas cámaras de tamaño muy compacto, con un manejo algo más crítico en este sentido. No se aprecian distorsiones en la imagen, salvo las lógicas en modo gran angular (28 mm), pero muy minimizadas incluso en sus bordes.


Sensor/Electrónica: Es un CCD de 9,98 MP reales (3648×2736 píxeles), de 1/1,7″ y filtro RGB, con una densidad de 23 MP/cm2. Permite los formatos 4:3 (estándar digital) y 16:9 (panorámico). El procesador es un Canon DIGIC 4 con tecnología iSAPS, responsable principal de la rapidez y eficacia del tratamiento de la imagen, especialmente a sensibilidades altas y en lo que al tratamiento del color se refiere. Dispone de los siguientes modos de funcionamiento: “Auto” (Toma fácil, Inteligencia Artificial), “P” (Programado), “Tv” (Prioridad de Velocidad, con 45 posiciones), “Av” (Prioridad de Diafragma, con 13 o 5 posiciones), “M” (Manual Total), “C” (Personalizable por el usuario), “Vídeo”, “SCN” (17 programas especiales, incluyendo la ayuda para tomas panorámicas), y “Luz de Vela” (luces muy bajas). En modo “Auto” la cámara selecciona automáticamente el modo de escena más adecuado, así como la detección facial y de movimiento de forma ideal.


El disparo puede ser foto a foto, continuo, autodisparador, autodisparador con detección facial, y ráfaga (0,9 fps). El horquillado es factible con 3 disparos en dos modalidades: exposición o distancia focal. La gama de velocidades va desde 1/1600 a 15 segundos. El control del balance de blancos, además del modo automático, dispone de 8 ajustes manuales. La compensación de exposición, incluyendo la del flash, es de +/- 2EV (con pasos de 1/3 EV). El rango de sensibilidades es el siguiente: Auto, 80, 100, 125, 160, 200, 250, 320, 400, 500, 640, 800, 1000, 1250, 1600, 2000, 2500, y 3200 ISO. La S90 dispone de un sofisticado sistema “i-Contrast” que controla eficazmente el rango dinámico de la escena a fotografiar. Esta cámara tiene los siguientes efectos fotográficos “Mis Colores”: Desactivado, Vívido, Neutro, Sepia, Blanco y negro, Película positiva, Tono de piel más claro, Tono de piel más oscuro, Azul vívido, Verde vívido, Rojo vívido, y Color personalizado. La exposición puede ser matricial, ponderada central, o puntual, aunque siempre por defecto automáticamente la cámara se ajusta en matricial, salvo que se utilice el modo “C” (personalizable por el usuario).

Grabación: Las imágenes se graban en los formatos RAW (CR2, de Canon) o en JPEG. En RAW en un único tamaño, mientras que en JPEG hay 5 tamaños en formato 4:3 y 1 en formato 16:9 (panorámico), con 2 niveles de compresión. Los ficheros en JPEG a la máxima calidad tienen un ratio de compresión bastante elevado para una resolución de 10 MP (unos 2 MB), aunque la calidad de las imágenes no se ven afectadas por ello. No existe memoria interna en la cámara, necesitando siempre una tarjeta de memoria externa, que puede ser SD, SDHC, MMC, MMCplus, o HC MMCplus. Los vídeos se graban al máximo en VGA (640×480 píxeles, a 30 fps), con formato “MOV” (H.264 + PCM lineal, monoaural), sin posibilidad de usar el zoom óptico (ni el zoom digital), con un tamaño máximo de 4 GB (dependiendo de la tarjeta de memoria disponible) o 1 hora de duración.

Alimentación: Está encomendada a una batería recargable de litio Canon NB-6L (3,7v y 1000 mAh), con una autonomía energética razonable que le permite 220 disparos o 300 minutos de reproducción (según normas de la CIPA). Existe un kit adaptador de alimentación externa (CA ACK-DC40).

(800 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

Flash: La unidad integrada emergente (automática) tiene una potencia muy honesta, con 4 modos de funcionamiento (velocidad más rápida de 1/500 de segundo), compensación de exposición (+/- 2 EV, con pasos de 1/3 EV) y 3 niveles de control de potencia, y un rango máximo de cobertura de 0,5 a 6,5 m en gran angular (hasta 2,5 m en tele). Existe la unidad de flash externa Canon HF-DC1 con activación por “simpatía”.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Prueba dinámica: La S90 denota el carácter “profesional” que Canon la ha querido dar dentro del segmento de las compactas digitales, con un rendimiento global muy bueno, pero también con algunos puntos mejorables, quizás los menos en mi opinión. Uno de ellos es el no poder memorizar el modo de exposición puntual/spot, salvo que se utilice el modo de trabajo “C” (personalizable para el usuario), pero no en cualquier otra modalidad. Es un tema que Canon aplica a todas sus compactas, y que considero poco razonable para una cámara de toque profesional. Personalmente utilizo el modo de exposición puntual/spot siempre en todas las cámaras que utilizo, ya que me permite una mayor precisión fotométrica en todo momento. En la S90 menos mal que esto es factible de memorizar en modo “C”, pues tener que modificar este parámetro cada vez que se enciende la cámara resulta una labor bastante tediosa. Aún así, la cámara tiene una ligera tendencia a la sobreexposición, no muy acusada, pero que requiere en determinadas circunstancias tener que recurrir a la compensación EV.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Hasta los 800 ISO el resultado es muy bueno, incluso en zonas oscuras y densas, sin apreciable modificación de la gama tonal. A 1600 ISO (con luces correctas) la S90 se comporta bastante bien, aunque en zonas oscuras y densas se aprecia ruido contenido en la imagen, y los tonos se tornan algo más fríos. A 3200 ISO el resultado es aceptable siempre que las luces no sean muy bajas. En general, no se visualizan imágenes con procesamiento excesivo en todo el rango de sensibilidades ISO. El rango dinámico es bastante amplio, con buen detalle tanto en zonas claras como oscuras. El tratamiento del color es casi sobresaliente, con tonos muy fieles con la realidad, aunque sin perder ese toque de viveza que siempre se agradece en el mundo fotográfico. En monocromo la respuesta también es muy agradable, tanto en blanco y negro como en sepia. La óptica es responsable en gran medida de la buena calidad de imagen, con desenfoques selectivos buenos para tratarse de una compacta de 10 MP con un sensor convencional de pequeñas dimensiones, lo que demuestra que Canon ha hecho bastante bien los deberes con su modelo S90.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

En el apartado de la ergonomía y mandos de ajuste la S90 resulta bastante agradable para el fotógrafo avanzado o profesional, aunque se echa en falta una pequeña empuñadura lateral que favorecería un mejor agarre de la cámara. El mando giratorio trasero es demasiado sensible, debiendo tenerse cuidado para no desajustar accidentalmente la compensación EV, por ejemplo. Por contra, el dial giratorio delantero (concéntrico con la óptica) si dispone de puntos de fijación adecuados, siendo muy útil por su posibilidad de parametrizarse en diversos modos de trabajo. La pantalla es muy buena, con amplio campo de visión y aguantando correctamente las fuertes luces ambientales. Esta S90 está fundamentalmente diseñada para el entorno fotográfico, dejando como algo auxiliar el tema del vídeo, postura de la marca que comparto en gran medida en un cámara de este tipo, es decir, una compacta profesional pensada para el “fotógrafo”, más que un gadget actual que englobe el “todo en uno”.

(pinchar en la imagen para ampliarla)

Conclusión: La Canon PowerShot S90 es la primera iniciativa de la marca en este segmento de compactas profesionales (la G11 pertenece a otro segmento, debido a su mayor tamaño y peso), que pasa el examen con buena nota. Sus dimensiones, peso, y sobriedad/discreción de diseño resulta muy seductor en su conjunto para quien necesite una cámara compacta de toque profesional, sin importantes carencias funcionales, con un rendimiento de imagen magnífico, y todo ello a un PVP razonable de 429 euros. Sin duda alguna, y aunque mejorable en algunos aspectos, su éxito comercial está asegurado, aunque hay que tener muy claro en este tipo de cámaras avanzadas a que tipo de fotógrafo va dirigida, aquel que sabe sacarle perfectamente esa “quinta esencia” que lleva en sus entrañas.

Ver fotografías en:
– Canon S90 (1)
– Canon S90 (2)
– Canon S90 (3)

(pinchar en la imagen para ampliarla)

(400 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(800 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(1600 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

(3200 ISO, pinchar en la imagen para ampliarla)

Juan Carlos Martin Martin (juancm.martin@telefonica.net)

>>> Resumen/Indice <<<

28 comentarios to “Canon PowerShot S90, la compacta con toque profesional”

  1. Popea Nieto Says:

    Siempre es agradable hallar blogeros que presenten ideas parecidas a los que uno tiene.Por esta razón, llegué a tu blog y creo que tus textos
    son muy interesantes. No quiero sonar adulador pero creo que posees mucho potencial para escribir.
    Me gustaría, si tienes oportunidad, que checaras los textos que he
    creado en mi blog. Honestamente, no se si si te agradarían pero he tratado de redactar algo decente
    . Interesante habermen topado contigo en la red. Espero que sigas en este rollo ya que tienes un nuevo fan.

  2. Ariel Says:

    JC:
    Arriba comentas que lel GPS en las camaras suele ser “no desconectable”.
    ¿Quiere decir que aunque la camara este apagada funciona igual el GPS?. Si es así las baterias durarian poco, pero por otro lado es la forma de tener el Dato de Geolocalizacion inmediatamente.
    Una duda que siempre tuve con el GPS en las camaras es justamente el tiempo que un GPS tarda en encontrar los satelites

    • Hola Ariel,

      Afortunadamente cada vez son más numerosas las máquinas que llevan la posibilidad de desactivar el GPS (casi todas), parcial o totalmente, evitando problemas de excesivo consumo de la batería. Ya he comentado en bastantes ocasiones que la geolocalización de las imágenes son un arma de doble filo. Por una parte, hay gente que quiere ese dato (no imprescindible), pero hay que tener presente que también existe bastante gente que sube de inmediato fotografías/vídeos a las redes sociales (o páginas web de imágenes), incluso estando de viaje o vacaciones… con ello se da pistas de donde están en cada momento, incluso a “amigos de lo ajeno”, personajes que pueden aprovechar la ocasión para “visitar” domicilios no habitados. De esta segunda posibilidad hay mucha gente que no se da cuenta, y en las redes sociales cada vez existen más datos indiscretos que, aunque se de uno de baja en las redes sociales, todo lo que ha existido en ellas… permanece, más o menos.

      La publicidad/marketing de las marcas ponen el GPS como algo casi inmediato de funcionar… depende de muchos factores, como la sensibilidad del GPS instalado en la cámara, condiciones climáticas, visibilidad de los satélites, etc… hay veces que tarda muchísimo tiempo el GPS de una máquina en estar conectado con un satélite (o no conseguirlo), y mientras la batería se queda “seca”. Esto es muy variable, y hay que tener paciencia, o acaba en desengaño. No obstante, y por parte de los GPS más recientes instalados en las máquinas, son cada vez más eficientes, pero no perfectos, pues no depende sólo de ellos, sino de muchas otras circunstancias. Esto sucede también con los smartphones equipados con GPS (casi todos), por ejemplo.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  3. Erick Says:

    Hola Juan Carlos, estoy por comprar una camara digital y esta entre el Nikon S8200, Canon G12 o el Canon S90. Cual seria tu recomendacion entre estas camaras. Gracias

    • Hola Erick,

      No he probado ese modelo de Nikon, por lo que no puedo opinar sobre él. No obstante, Nikon en compactas y prosumer no destaca.

      La G12 es una magnífica máquina, quizás algo grande para considerarse como compacta, pero es muy buena. La S90 decepciona por su manejo, mejorado por la S95, aunque sigue muy por detrás de una LX5 de Panasonic, por ejemplo.

      Si el tamaño no es un problema para ti, te recomiendo la G12.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  4. Juan Carlos Martín Says:

    Hola a todos,

    Propongo a los seguidores del blog que abran una cuenta en Flickr, o en cualquier otro portal de seguridad y solvencia (suelen ser servicios gratuitos), si aún no lo tienen hecho, coloquen fotografías sacadas con la cámara analizada en este blog (no de otros modelos, importante), y dentro de los comentarios/consultas de la correspondiente prueba inserten un enlace a sus imágenes relativas a esta máquina. De esta manera, el resto de los lectores del blog podrán ver los resultados que obtienen con esta cámara, si lo desean opinarán sobre estas fotografías, e incluso, si se solicita puedo hacer una crítica constructiva al respecto, de lo cual siempre se aprende. Indico que el blog está configurado para que, al insertarse un enlace/link en un comentario/consulta, queda pendiente de mi aprobación para evitar problemas de seguridad general para los el resto de los lectores. Lo dicho, animo a todos vosotros a realizar esta experiencia.

    Saludos,
    Juan Carlos Martín

  5. Antonio Says:

    Hola Juan Carlos, quiero comprar una compacta para jubilar mi primera cámara (Canon Ixus 50). Leyendo tu blog me quedo con dos modelos Fujifilm f300 exr y panasonic dmc-tz10. ¿ Cuál escojo??? Soy un principiante en esto de la foto, pero siempre que me voy de viaje la cámara esta siempre conmigo y la uso mucho!! Me llama mucho la atención el GPS (es que con el tiempo no me acuerdo del nombre de los sitios …..)

    Muchas gracias y enhorabuena por tu blog

    • Hola Antonio,

      Si, el GPS está bien para tener ese dato de la geolocalización, pero a cambio la carga de la batería dura bastante menos, pues el GPS consume bastante energía, y no suele ser desconectable… Ambas cámaras son buenas, pero personalmente me inclinaría por la F300EXR por delante de la TZ10.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  6. Julio Says:

    Gracias Juan Carlos, todos los caminos me conducen a la Fujifilm F300EXR. Un saludo.

  7. Julio Says:

    Hola Juan Carlos, leyendote me estan surgiendo un montón de dudas y preguntas ademas de disfrutar un monton…. una de ellas es ¿ en que se diferencia una compacta profesional y una buena compacta no profesional? y ¿ porqué las compactas profesionales tienen “poco Zoom”, no es algo importante ? tenia claro que quería una camara con mucho zoom, pero viendo que las profesionales no tienen mucho, me surge la duda de para que quiero tanto zoom….
    Finalmente, y en relación a todo lo anterior, para un aficionado con pretensiones de aprender y hacer buenas fotos, pero que también quiero una cámara para llevar a viajes o casi siempre encima, que crees que es mejor una buena no profesional tipo F300EXR o una profesional tipo Samsung EX1…..

    Muchas gracias y perdona el desconocimiento.

    • Hola Julio,

      Verás, por mis manos han pasado más de 600 máquinas de todo tipo, por lo que mis criterios de evaluación de todas ellas, además de la experiencia personal como fotógrafo, son claros. Quiero para mi una máquina lo suficientemente pequeña como para llevarla en la palma de la mano, y colocarla en una funda en el cinturón (por ejemplo), sin tener que tener colgado un bolso de costado, es decir, fuera volumen y peso significativos. A ello le he de sumar la discreción, tema muy importante hoy en día… en todos los sentidos.

      He utilizado, y poseo, bastantes compactas de tipo profesional, que disponen de muchos más ajustes que compactas de calidad como es la F300EXR o la TZ7, pero no son funciones imprescindibles para mi, y por contra, estas “profesionales” (salvo casos muy contados) tienen ya un tamaño que, aunque por poco, me restan libertar de acción… y de portabilidad. Es el caso de la buena EX1, ya más cercana al “armario” de la Canon G12 -por ejemplo-, que de compacta no tiene nada. Incluso mi querida Ricoh GX200, que es de las compactas profesionales con zoom (las Ricoh GRD son otra cosa, pero con focal fija de 28 mm) más pequeñas, ya es más grande que una F300EXR o TZ7, y su zoom es corto para determinados trabajos.

      Que quede por sentado que un zoom potente no es la panacea, ni sirva para “acercar” o “alejar” una escena (para eso están las piernas del fotógrafo), pero si que permite “ver” de una manera distinta, es decir, da desenfoque selectivos más acusados, y permite aislar elementos de su entorno, de una forma más rotunda. Para la fotografía de tipo minimalista que me gusta practicar… esto es lo que se ajusta a mis necesidades… y las de otros muchos otros fotógrafos, para temas diversos.

      Un zoom corto de una compacta profesional suele ser más luminoso (no siempre), y menos sujeto a determinadas distorsiones de imagen (a veces inapreciables al ojo humano), pero… es un zoom corto, que se suele quedar, en el mejor de los casos, sobre un 90 mm. El zoom de las F300EXR y TZ7 no sólo es potente, sino que esa potencia se puede dosificar de maravilla, como también sucede con los de algunas Ricoh de 10x. Por ejemplo, el 10x de las Casio, parece similar, pero no lo es ni de lejos… macro casi inexistente, y distancias de enfoque poco cómodas en las distintas distancias focales disponibles… y como este, los de muchas otras cámaras. Esto es lo que me hace apreciar a máquinas como la F300EXR y TZ7, su gran equilibrio técnico, y muy especialmente el de su potente óptica, con buen macro desde pocos centímetros hasta infinito, y enfoques rápidos y precisos en casi todas las distancias focales… versatilidad prácticamente total, y respaldado esto con una electrónica muy coherente y efectiva.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • alfonso Says:

        Hola,

        He visto tus comentarios en http://www.quesabesde, que me han parecido muy interesantes, y me pasa con la S 90 que tengo que me salen los blancos quemados en cuanto son algo intensos, las nubes por ejemplo. Ayer mismo un atardecer con nubes rojizas me salio radiactivo… fatal.

        Te agradeceria que me digas si es un defecto de la camara o si sabes como hacer para que no pase eso.

        Saludos,
        Alfonso

        • Hola Alfonso,

          Con cualquier máquina hay que saber interpretar la luz, y medirla en su justo punto, para evitar zonas oscuras o quemadas.

          Si te has leído bien mi prueba de la S90 (aplicable a la S95 en casi todo), Canon tiene la maldita manía de dejar por defecto el modo de medición de exposición de tipo “Matricial” (Multipunto), sin permitir memorizar otro modo, como es el “Puntual”… craso error, máxime en una máquina compacta de carácter profesional. Es decir, si ajustas el modo “Puntual”, apagas y enciendes la máquina… se queda por defecto el “Matricial”, debiendo entrar de nuevo en los ajustes para poner el “Puntual” cada vez que repites el proceso de apagado/encendido de la cámara. Sólo queda el remedio de usar el modo “Personalizado” de esta máquina, pero interfiere con otros temas de ajustes.

          Mi manera de trabajar con cualquier máquina, con cualquiera que utilizo, es ajustarla en modo “Puntual”, tanto para el enfoque AF como para la exposición. De esta manera tengo unos resultados mucho más precisos, aunque es justo decir que hay que saber bien usarlo, pues estas lecturas puntuales requieren evaluar el resto de las zonas, y ver lo que se elige.

          Con un modo “Matrial” te pueden quedar quemadas las zonas claras, si predominan las medias y oscuras, por ejemplo, y eso es lo que te sucede en tu caso. Si pruebas a ajustar tu S90 en “Puntual” (exposición), y sabes elegir bien la zona a medir, podrás comprobar que ese problema que tienes desaparece. Mira bien las imágenes de mi prueba, no encontrarás nada quemado en ellas.

          En resumen, a tu cámara no le pasa nada anormal, lo que si es anormal es que Canon insista en su política de no permitir la memorización del modo de exposición, mientras que cualquier otro parámetro si es memorizable (?????)… incluso en sus modelos “profesionales”. Lo dicho, prueba lo que te comento, y podrás ir observado progresos en tu problema con la S90.

          Saludos,
          Juan Carlos Martín

  8. Hola Juan Carlos, me parece grandioso tu blog, tengo una duda para adquirir la camara mas adecuada, cual me recomiendas, Canon S90 / S95 o SX210IS, es basicamente para uso personal y no perder los detalles cuando se quiere retratar imagenes de paisajes al momento de hacer turismo, gracias por tu apoyo y despejar las dudas.

    • Hola José,

      La SX210 IS tiene buen zoom, pero la S90/S95 da bastante mejor calidad de imagen, sin duda alguna. La S95 es muy similar a la S90, salvo en que graba vídeo en HD, y su cuerpo es menos resbaladizo (tema importante). Si deseas buena calidad, y potente zoom, te recomendaría dos opciones más: F300EXR (Fuji) y TZ10 (Panasonic).

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  9. Alejandro Alvarez Says:

    Hola Juan Carlos: Enhorabuena por tu magníficos blogs. Me parece impagable leer comentarios de tanta enjundia y tu amor por la fotografía de verdad se palpa en tus comentarios. Yo me dedico,sobre todo, al vídeo pero mi esposa se dedica a la fotografía. Tiene una Canon Powershhot A80 con la que consigue hacer unos estupendos diaporamas de nuestras excursiones y viajes. Y ahora, está pensando en comprarse una compacta más “profesional”. Es fiel a Canon y las powershot SX30 y la G12.(de última hora) están entre sus apetencias, pero ya veo que a ti te camelan mucho las Ricoh GX200 y Panasonic Lumix DMC-LX5. (Porque irse a una reflex no parece le convence demasiado).¿ Nos podrías ayudar a salir de dudas?

    • Hola Alejandro,

      Personalmente creo que una cámara como G12, sin menospreciar su calidad, es un poco “armario”, al menos para llevarla encima frecuentemente, o en viajes.

      Prefiero compactas de carácter profesional que se puedan llevar encima con mayor facilidad, pero que a la vez de mucha calidad… con discreción, tema muy a considerar hoy en día.

      De entre las dos máquinas más significativas de este segmento están efectivamente la GX200 y la LX5. La primera de ellas (poseo una) es aún más agradable de manejo que la LX5 (la LX5 ha tomado el camino de la GX200 en una serie de aspectos, rompiendo con la LX3, su antecesora), pero quizás requiere de un mayor entendimiento entre fotógrafo y cámara. Hay que cogerle bien el “punto”, y una vez logrado… es una delicia de máquina, en todo (salvo trabajando a altas sensibilidades, pero que se mitiga con su exposición lenta de hasta 180 segundos).

      La LX5 es una evolución muy rompedora con la LX3, más de lo que pueda parecer. Como ya indico, ha tomado el rumbo de la GX200 en una serie de mandos y ajustes, y esto se nota a la hora de trabajar con ella. Le tienes que sumar su excelente óptica Leica Summicron (una de las mejores fórmulas de Leica), con buen estabilizador de imagen.

      Mi recomendación iría por una de estas dos máquinas, excelentes ambas, pero con personalidades distintas, a pesar de los parecidos que tienen por estar en un mismo segmento del mercado: compactas profesionales.

      Irse a una réflex… más “armario” y peso aún que una G12, mayor coste de mantenimiento y accesorios, suciedad en el sensor (limpieza frecuente), y nada de discreción para trabajar con ella. En todo caso, una EVIL es mejor opción, y al final… es la que va a sustituir al mundo réflex. Las dos mejores EVIL que he probado hasta la fecha (a falta del análisis de la GF2 de Panasonic) son: Samsung NX100 y Sony NEX-5.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

      • Alejandro Says:

        Gracias por tu orientación…que no ha servido de mucho pues mi esposa se ha decidido por la Canon G-12. (eso sí, la hicimos dudar.Es fiel a la marca). Ya la maneja y las primeras impresiones no son malas (solo faltaba). Aquí al lado la tengo intentando crear una panorámica a partir de 4 fotos y por medio del programa que adjuntan con la cámara. Y marmarrea que no sale bien algún empalme. Espero que vaya cogiéndole el punto. Yo, automáticamente, he “heredado” la Canon A-80. Y yo que desde que abandoné la Nikon FM-2, casi no le he dado al disparador más que puntualmente, aquí me tienes totalmente abrazado a la fotografía digital. Y “flipo” con las posibilidades. Como ves, el que no se consuela es porque no quiere.
        Un cordial y agradecido saludo.

        • Juan Carlos Martín Says:

          Hola Alejandro,

          La G12 es buena cámara, pero en mi opinión no es la mejor compacta profesional, no por no ser la G12 realmente una compacta, sino por otros aspectos técnicos, pero sin duda alguna es buena, como ya te comento.

          Espero que este reencuentro tuyo con la fotografía sea placentero…

          Saludos,
          Juan Carlos Martín

  10. Mario Aceves Says:

    Hola Juan Carlos,
    tengo un problema con la S90, en interiores iluminados con focos de tungsteno de tono calido, los rostros de la toma salen en dos tonos de piel una parte del color de la luz amarillenta y otra con el color natural de las personas, he probado los distintos balances de blancos y el que mejor funciona es el automatico pero no elimina el problema, pareciera que el flash no ilumina de manera homogenea los rostros, es la pega que no tengo con la ixus 860 IS, ya cheque en la tienda donde la compre y la unidad de muestra tiene el mismo detalle, puedes sugerirme algun tip para solucionar este problema.

    • Hola Mario,

      El uso del flash incorporado en las cámaras no es perfecto, máxime con los objetivos gran angulares más recientes, cada vez con mayor campo de cobertura, y que cogen también más tipos de luces distintas. Prueba a utilizarlo con distintas distancias focales para optimizar el tipo de funcionamiento. También es muy variable el resultado en base a las luces ambientales existentes. Si hay varias fuentes de luz artificial, alguna de ellas puede sobreponerse a la del flash… ya te comento que esto es complejo con unidades de flash poco potentes. Procura variar también el ángulo de toma, y saca siempre al menos 2 imágenes del mismo tema, pues una de ellas seguramente te salga mejor que la otra. Realiza pruebas en este sentido.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  11. Vicente Says:

    Hola.
    Estaba interesado en la s90 pero tambien me gusta la ixus 210 is, la ixus 300 is y la sony tx5. Cual de ellas me recomiendas?

    • Hola Vicente,

      Son cámaras muy distintas. La S90 es una compacta profesional, con modos manuales y automáticos muy precisos, y un rendimiento acorde a estos requisitos. Las otras máquinas que indicas son buenas, pero están en un escalón inferior.

      Si quieres una máquina compacta de carácter profesional, has de irte a la S90/S95, LX5 de Panasonic, o GX200 de Ricoh, por ejemplo.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  12. Antonia Says:

    Hola,
    Ahora que ya ha bajado de precio y que ha salido la S95, estoy pensando en adquirir la S90, pero antes me gustaría poder ver algún video grabado con esta cámara. ¿es posible? ¿podrías “colgar” alguno o enviármelo para ver como es?
    Gracias.

    • Hola Antonia,

      No facilito particularmente ni imágenes ni vídeos, lo lamento, ni los coloco en mi web/blog, por el elevado tamaño que tienen. No obstante, la S90 no tiene vídeo en HD, por lo que es bastante normal de calidad. La S95 si lleva vídeo en HD, pero no he probado este modelo.

      Al margen de estos comentarios, y si quieres una compacta de alta calidad, en mi opinión superior a la S90/S95 en prácticamente todo, te recomiendo mejor la Panasonic Lumix DMC-LX5 probada reciéntemente en este blog… lo tiene todo, incluyendo vídeo en HD de magnífica calidad.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

  13. Hola Juan Carlos,

    Soy un seguidor de tus blog y creo que es el más completo y serio en español.

    Tengo la S90 y estoy bastante contento. La calidad de imagen y el poco ruido con ISOS altillos supera con amplitud a las compactas pequeñas del mercado. Además, el hecho de hacer RAW y control manual la hace muy especial. Como pegas diré que el botón para disparar no es muy ergonómico pues está situado en medio de la cámara, y que el zoom se me queda corto. El día que esta cámara de bolsillo tenga un zoom óptico de 10x será la perfección. Tampoco es barata !!! Pero en conjunto, la mejor compacta pequeña del mercado de lejos.

    • Hola Ramón,

      Gracias por seguir mis trabajos, y por tus palabras al respecto.

      Coincido contigo que la S90 es una compacta que da muy buena calidad de imagen, pero entre ella y yo hay incompatibilidad de caracteres… A pesar de sus innegables virtudes, de hecho en mi prueba habrás comprobado cuanto digo, su manejo no me hace sentirme cómodo con ella, y es una lástima ya que las pegas que le encontré se podrían solucionar:

      1.- Ergonomía mejorable. Es casi escurridiza en las manos. Hay cámaras de este tamaño (me encantan las compactas, eso vaya por delante) más ergonómicas.

      2.- Flash emergente. No entiendo como tiene que salir siempre que se enciende la cámara (pasa lo mismo con la Fuji F300EXR, pero es menos molesto, quizás por el tema ergonómico). A la larga, de salir y entrar tanto… se acabará estropeando algo.

      3.- Dial trasero hipersensible. Es tan sensible que, si no te fijas en cada toma, igual se cambian los EV (o cualquier otro parámetro) sin darte cuenta… en la IXUS 300 HD lo han puesto ya algo menos sensible…

      4.- No se puede memorizar la exposición “puntual”. Ignoro este vicio que tiene Canon, memoriza todo menos esto… que para mi es fundamental, por precisión de trabajo. Si, con la posición de personalización del dial de modos puedes engañar a la S90, pero creo que entonces pierdes otras opciones.

      Es una lástima que una buena cámara no llegue a magnífica en mi rango personal, por estos 4 puntos indicados, que no son complejos de resolver, pero que dejarían a esta cámara “redonda” dentro de las compactas profesionales. En este sentido, la Ricoh GX200 sigue siendo la “reina” del segmento, no en si por su perfección de resultados (que ya son muy buenos), sino por el soberbio diseño en el manejo, botón por botón, dial por dial, y opción por opción… la mezcla de la GX200 y la S90 hubieran dado como resultado la compacta perfecta.

      Saludos,
      Juan Carlos Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: